Madalena Energy busca más presencia en Vaca Muerta

Quiere darle más protagonismo al petróleo no convencional.

La firma canadiense Madalena Energy busca dar el salto e incrementar un 56% su producción de la mano del desarrollo de sus activos no convencionales en Vaca Muerta.

La compañía dio a conocer su plan de inversiones para el 2019 por medio del cual proyecta invertir 38 millones de dólares en su actividad, la mayoría sobre el bloque Coirón Amargo Sur Este (CASE), emplazado en la formación no convencional local.

De acuerdo a las estimaciones dadas a conocer por la compañía, Madalena espera cerrar el año con una producción de entre 2.700 y 3.500 barriles equivalentes de petróleo diarios, muy por encima del promedio del 2018 que fue de 1.790 barriles equivalentes diarios y sobrepasando la anterior estimación para el 2019.

Para esto el mayor impulso se dará en CASE en donde la firma trabaja en alianza con Pan American Energy. El plan para el año comprende el desarrollo inicial de cuatro pozos horizontales en ese bloque con una inversión estimada para ello de 22 millones de dólares.

La perforación de estos pozos en la búsqueda de shale oil está previsto que comience antes de la fines de marzo, momento en el que también la firma proyectó la realización de un pozo de testeo en Coirón Amargo Norte.

En este caso, la firma canadiense proyecta destinar dos millones de dólares para el desarrollo que analizará el potencial de la formación Lotena.

En Palmar Largo y Surubí, dos bloques de la Cuenca Noroeste en los que la compañía desarrolla las operaciones, también habrá una mayor actividad en lo que queda del primer trimestre del año. Según se dio a conocer en la presentación del plan de inversiones anual, se destinarán tres millones de dólares a tareas de workover sobre el bloque Surubí, a las cuales se sumarán otros dos workover a lo largo del año en Palmar Largo.

El segundo foco de atención de Madalena en el 2019 será el bloque Curamhuele, también sobre Vaca Muerta, en donde hacia fines de año se invertirán 8 millones de dólares para la realización de un pozo vertical de testeo. En esta área la firma se encuentra aún en la fase de desrisqueo y si bien encara los testeos por su cuenta, espera conseguir un socio en el corto plazo dado el potencial que el bloque tiene.