Catamarca: avanza el proyecto Tres Quebradas con una planta piloto

Los directivos de Liex S.A., Neo Lithium Corp., e inversores mineros mostraron a las autoridades mineras el avance de la planta piloto de carbonato de litio que el proyecto Tres Quebradas (3Q) montó en Fiambalá, en la provincia de Catamarca. Es la primera vez que un emprendimiento de litio realiza un ensayo de estas características para poder determinar la calidad del producto.

El objetivo es mejorar y ensayar la obtención de carbonato de litio. Demandaría entre seis meses a un año y medio. Los datos obtenidos serán concluyentes para comenzar a producir y comercializar el mineral; y construir la planta industrial en Fiambalá y Recreo.

La planta fue construida por el Instituto de Investigaciones Tecnológicas de la Universidad de Concepción (Chile), dada la experiencia y tecnología con que cuenta el organismo trasandino; y se probó anteriormente con éxito con salmuera sintética en ese país. Cabe destacar que de su construcción participaron profesionales catamarqueños.

Sobre este tema, el secretario de Minería, Rodolfo Micone, destacó que la planta piloto se usará para hacer ensayos, pruebas, mejoras, obtención de datos para el escalamiento en la planta industrial. “No es una planta de producción propiamente dicha, sino de experimentación y ensayo para la mejora y obtención del carbonato de litio y los datos obtenidos serán claves para la próxima etapa”, resumió.

Por otra parte, indicó: “llevará un tiempo poner la planta a punto, darle los parámetros físicos y químicos hasta lograr la obtención del carbonato de litio según las especificaciones necesarias. Se estima entre 6 meses a un año y medio la puesta a punto, aunque los tiempos varían porque los equipos se van adecuando a las necesidades que se presentan”.

Tres Quebradas es el proyecto con mayor concentración de litio de Argentina y con menores tenores de impurezas combinadas de sulfato y magnesio del mundo. Se desarrolló en tiempo record (dos años y medio), con un campamento modelo que se abastece de energía solar y tiene una planta de tratamiento de residuos sólidos que evita contaminación.

La empresa encargada del proyecto, Liex SA -representante de Neo Lithium- invertirá cerca de 310 millones de dólares en los próximos dos años para la lograr la construcción de la planta y se estima que a fines de este año, se habrá invertido 60 millones de dólares en exploración, en la construcción de nueve piletas de evaporación, la planta piloto, el proyecto de factibilidad, contratación directa de mano de obra y proveedores de insumos y servicios locales.