El “blindaje petrolero” de Santa Cruz

La Legislatura santacruceña aprobó un cambio en su ley 3141, conocida como “70/30”, acentuando las exigencias para garantizar que la mayor parte de los trabajadores contratados en actividades como el petróleo, la minería, la pesca y otras industrias tenga un mínimo de residencia de 3 años en su territorio.

Si bien esa norma ya existía con anterioridad, hasta ahora era de dos años, pero ahora se agrega un año más, según como quedó redactado el artículo 3:

“Las empresas operadoras de las áreas de exploración y explotación de hidrocarburos, explotación y exploración minera, pesquera y otras industrias, asentadas en el ámbito de la Provincia de Santa Cruz, darán preferencia a contratar el setenta por ciento (70%) de mano de obra local, los que deberán contar con tres (3) años de residencia en la Provincia, acreditada mediante constancia asentada en el Documento Nacional de Identidad (DNI) y Certificado de Residencia expedido por la autoridad competente; en forma directa o indirecta a través de las empresas radicadas en la jurisdicción Provincial y que presten servicios para estas”.

Otro cambio en la normativa es que se impide la radicación temporal de trabajadores extra provinciales en el domicilio legal de la compañía, según aclara en el mismo artículo 3: “De existir trabajadores de la nómina de la empresa domiciliados en el mismo domicilio legal que esta última, la autoridad de aplicación laboral presumirá que no se cumple con el requisito de residencia anterior previsto”.

Según apunta el ministro de Trabajo de Santa Cruz, Teodoro Camino, la motivación de la norma que se propuso a los legisladores apunta a fortalecer los controles. “Se prioriza la mano de obra local, sobre todo para los nuevos ingresos y por la situación económica y laboral que vive hoy el país”, dijo el funcionario a la agencia de noticias ADN Sur.

“Con tres años de residencia creemos que hay un asentamiento sólido, porque hasta ahora había muchos certificados de domicilio sin fechas y ahora podremos mejorar los controles”, agregó el titular de Trabajo santacruceño.

Además, aclaró que la norma no apunta a una actividad específica como puede ser el petróleo, sino en general, incluyendo la minería, pesca, represas, o incluso las nuevas inversiones en energía eólica.