Santa Cruz: YPF Directo, proveedor de combustibles para la minería, abandona Las Heras

YPF Directo, un servicio de YPF que provee de combustible a la industria minera de Santa Cruz, dejará de operar en una base central: Las Heras. El intendente José María Carambia, de un partido vecinal alienado a Cambiemos, mantiene su enfrentamiento con las operadoras de la región, no sólo en términos económicos sino ambientales.

El año pasado salieron de la localidad de Las Heras unos 600 camiones para abastecer proyectos mineros, pero desde junio próximo no habrá más movimiento desde la localidad. Los principales afectados: operarios de descarga de esos vehículos, empleados directos de la empresa, mecánicos y la economía regional del pueblo.

Carambia aumentó las tasas municipales y amenazó con la clausura de las instalaciones dela subsidiaria de YPF, como ocurrió el año pasado, situación que le valió la advertencia de la Legislatura provincial, informó La Opinión Austral. A partir de junio, el combustible que requiere la minería será provisto desde las playas que tiene YPF en Luján de Cuyo (Mendoza) y Comodoro Rivadavia (Chubut).

YPF Directo Las Heras fue inaugurada en 2014. Era el tercer centro de abastecimiento para la industria minera del país, con una capacidad de despachar 3000 metros cúbicos por mes. El año pasado, desde Las Heras se distribuyeron 21.000 metros cúbicos, es decir 50 camiones por mes y un total de 600 en todo el año, describe el diario santacruceño.

La situación tirante entre YPF con Carambia no es novedosa. En octubre de 2018, YPF inauguró oficinas en Las Heras. Carambia, al igual que el senador Eduardo Costa –ambos de Cambiemos, alianza que en Santa Cruz cambió de nombre por Unión para Vivir Mejor- participó del evento y se fotografió con los directivos de la compañía. Al mes siguiente, luego de reclamarle recursos para el municipio, le clausuró las oficinas.

Ante lo complejo de la situación, la Legislatura provincial sancionó la Resolución 247/2018 en donde se manifestaba la preocupación por la actitud adoptada por el intendente. La iniciativa había sido impulsada por el diputado por pueblo Víctor Hugo Alvarez.

Tras la recuperación de YPF en 2012, la empresa se había comprometido a destinar u$s 8 millones en diferentes proyectos para Las Heras, en el marco de su programa de Responsabilidad Social Empresaria. Cuando Carambia asumió en 2015, todavía quedaba un remanente de u$s 3 millones para ejecutar, con obras que ya habían sido planificadas.

“En 2016 no ejecutó esos fondos, que producto de la devaluación -impulsada por el propio Gobierno nacional- fueron incrementándose en pesos. No sólo eso, sino que dio de baja 20 proyectos que ya estaban definidos. Con ese dinero amplió la flota municipal de vehículos”, explicó a La Opinión Austral el diputado por pueblo Alvarez.

“Hicieron oficinas comerciales y un hotel y no presentaron un papel de nada, entonces el que quiere seguir incumpliendo las normas en nuestra ciudad es YPF”, había dicho Carambia al mes de sacarse la foto durante la inauguración de las oficinas mencionadas. “YPF se comporta como si fuese dueña del pueblo, porque históricamente los intendentes siempre agacharon la cabeza”, agregó.

“Carambia está sesgado con una mirada coercitiva. El otro día una señora a cuatro años para jubilarse me decía que no podía entender lo que estaba sucediendo. Ella se dedicaba a limpiar las oficinas de la empresa. El impacto en la comunidad será inmediato y con consecuencias sociales graves”, agregó Alvarez.

Más allá que YPF redujo sus niveles de producción de hidrocarburos entre 2015 y 2018, e incluso recortó sus inversiones entre 2015 y 2017, existe un contexto que no puede soslayarse: la empresa es parte constitutiva de muchos pueblos de la provincia. Las Heras es uno de ellos.