Quieren licitar el nuevo gasoducto de Vaca Muerta en menos de un mes

La secretaría de Energía finalmente licitará el anunciado gasoducto de Vaca Muerta, una obra clave que permitirá duplicar el transporte de gas desde la cuenca neuquina que hoy se encuentra desbordado.

El objetivo de Lopetegui es realizar la licitación entre mediados y fines de junio para poder adjudicar la primera parte del proyecto en agosto y tenerlo operativo lo antes posible, aunque con mucho optimismo recién podría darse a fines del 2020.

Ahora, se decidió sumar un aporte de 400 millones de dólares del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) para agregar a los 200 millones que ya había ofrecido Trump mediante la OPIC, una agencia gubernamental de inversión de los Estados Unidos en países emergentes. Así, el consorcio de empresas interesadas debería financiar 200 millones.

En esta primera etapa, el caño iría desde Neuquén hasta Salliqueló -provincia de Buenos Aires-, pasando por Bahía Blanca. La importancia de este destino radica en su polo petroquímico, sus centrales termoeléctricas a base de gas y su puerto de aguas profundas donde podría construirse una planta licuofactora para exportar el gas en forma licuada (GNL) hacia cualquier parte del mundo.

En el segundo tramo, el gasoducto llegaría hasta San Nicolás o los alrededores de Rosario, uno de los nodos centrales que abastece el sistema de transporte argentino por su importante consumo industrial y sus plantas de ciclo combinado.