Sureda: “Las áreas maduras tendrán una oportunidad”

El exsecretario de Hidrocarburos de la Nación, José Luis Sureda, brindó su visión sobre la actualidad de la industria, en una entrevista a La Opinión Austral. Manifestó que las áreas maduras tienen futuro, pese a la postergación a la que han estado por la atracción que generó para los inversores Vaca Muerta.

“No tengo la menor duda de que las áreas maduras tendrán una oportunidad. Hagamos una pequeña abstracción: vamos a suponer que Vaca Muerta se sigue desarrollando a 40.000 ó 50.000 barriles día incrementales por año y vamos a suponer que sigue declinando el resto de los crudos. Bajo ese escenario, al país le va a sobrar oferta de livianos y tendrá que exportar y mal venderlo (por el exceso de livianos que ya produce E.U), pero le faltarán crudos pesados, provocando un desbalance entre la producción de naftas y gasoil, el que tendrá que salir a importar”, explicó.

“El petróleo de Vaca Muerta es muy naftero, pero muy poco gasolero. O sea, Vaca Muerta no es todo ganancia. Si uno quisiera compensar eso, habría que hacer fuertes inversiones en refinerías, pero en un país que prácticamente no tiene moneda, es muy difícil proyectarlo”, sostuvo.

“Empieza a haber una segmentación de precios entre el crudo liviano, que está abundando y el crudo pesado, de 34 grados API o menos, como el Escalante (24º), que se produce en la cuenca San Jorge. Escalante está levantando su precio, por la invasión de crudo americano (en el mundo), que es muy liviano y entonces las refinerías no pueden a procesar ese gran torrente. Es una consecuencia inesperada por la alta producción de crudos livianos de Estados Unidos”, apuntó.

“Algo parecido puede pasar en Argentina con Vaca Muerta, ya que puede llenarse de crudo liviano y faltar los pesados. Hoy al golfo San Jorge le han agregado unos cuantos dólares, porque Escalante se vende a la paridad Brent y Vaca Muerta tiene un descuento de entre 4 y 5 dólares”, analizó el experto.