CARBIO adhirió al pedido para reestablecer los cortes de nafta y gasoil con biocombustibles

Las empresas del sector aseguraron que hace más de ocho meses que no se cumple con los porcentajes legales.

La Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO) adhirió al pedido de las entidades sectoriales para reestablecer los cortes de nafta y gasoil con biocombustibles en el mercado interno.

Las entidades empresariales aseguraron que desde hace más de ocho meses que no se cumple con los porcentajes legales de corte obligatorio. Este escenario es más preocupante teniendo en cuenta siendo que se importa más del 30% del gas oil que se consume, mientras existe capacidad ociosa de combustibles renovables y alternativos de producción.

Carbio reiteró la “urgencia de avanzar en un nuevo proyecto de ley en sinfonía con el formulado en el ámbito de la Liga de Provincias Bioenergéticas, que permita abastecer el mercado en un marco de libre competencia y contribuya con los beneficios medio ambientales y en la salud humana”.

Para la entidad, la mayor demanda por los biocombustibles a nivel mundial se debe a que reduce las emisiones de dióxido de carbono y humo (particulado), que provoca enfermedades respiratorias, en comparación con los hidrocarburos que reemplazan.

Por otro lado, las empresas exportadoras, nucleadas en CARBIO, aclararon que no participan del sistema de cupos de ventas al mercado doméstico, regulado por la ley 26.093.

Hace una semana, las principales entidades que representan a las empresas elaboradoras de biodiésel con destino al corte obligatorio en combustibles también volvieron a reclamar al Gobierno nacional una actualización acorde a los costos en el precio de venta que regula la Secretaría de Energía.

Así lo manifestaron en un comunicado la Cámara Argentina de Empresas Regionales Elaboradoras de Biocombustible (CEPREB), la Cámara Santafesina de Energías Renovables (CASFER) y la Cámara Panamericana de Biocombustibles Avanzados (CAPBA).

Según las entidades, “las empresas elaboradoras de biodiesel continúan paralizadas porque no es posible producir con el precio fijado por el Gobierno nacional, ya que el mismo resulta insuficiente para cubrir la compra de la materia prima y los demás costos de producción”.

Cabe recordar que a mediados de octubre el Gobierno actualizó el precio de los biocombustibles al otorgar un incremento de 10% y, a mediados de noviembre, el secretario de Energía, Darío Martínez, adelantó que se analiza “otra actualización” como parte de las “señales claras” que el Gobierno está dando al sector para otorgarle un horizonte de mediano y largo plazo a esas inversiones.

Asimismo, a fines de octubre obtuvo dictamen un proyecto de ley presentado por la legisladora santafesina del Frente de Todos María de los Ángeles Sacnun que apunta a prorrogar hasta 2024 el actual régimen de promoción para biocombustibles, cuya vigencia se extiende hasta mayo de 2021.