Petroleros mendocinos exigen un panorama claro para definir la reactivación

Solicitaron al Gobierno de Mendoza que adopte urgente medidas que impidan más perdidas de los puestos de trabajos que disminuyeron por la caída de la producción.

“Todo tiene un límite”. Así se titula el documento publicado por Julián Matamala, secretario general del Sindicato Personal Jerárquicos de Petróleo y Gas Privado de Mendoza donde aseveró que “veo cómo otras provincias petroleras, como lo es Neuquén, nos siguen sacando ventajas en temas centrales”.

“Son los conflictos de las empresas pequeñas y medianas locales, y la falta de operadoras competitivas que vengan a invertir a Mendoza los que producen pérdidas de puestos de trabajos”, agregó.

“Observo que el Gobierno mendocino no convoca a ningún encuentro necesario para definir la reactivación laboral del petróleo en Mendoza tanto en la explotación ‘convencional’ como ‘no convencional’ con el sector de Vaca Muerta que están en el territorio provincial”, cuestionó.

Para Matamala, el Gobierno de Mendoza debe seguir el ejemplo de Neuquén. “Todas las partes del sector, gremios petroleros, el bloque de empresas (conformado por 40 empresas mendocinas de servicios pequeñas y medianas), la CEPH y la CEOPE, necesitan una señal oficial para marcar el rumbo hacia un salvataje de la industria petrolera”, subrayó.

“Esta gestión es un impulso para que el Gobierno de Mendoza tome nota del reclamo de los sindicatos del petróleo. Es hora que el Ejecutivo provincial adopte urgente medidas que impidan más perdidas de los puestos de trabajos que ya hemos sufrido en este periodo de caída de la producción. La situación es crítica pero sus consecuencias pueden ser más graves”, aseguró el dirigente sindical.

“El sector gremial no permitirá que la crisis se lleve puesto a todo el sector. Los puestos de trabajo serán defendidos con diálogo o con lucha activa según la actitud que tomen quienes tienen que decidir el destino petrolero en Mendoza”, destacó Matamala.