Cómo serían los incrementos de las tarifas para jubilados y asalariados

Darío Martínez dijo que para la población bajo la línea de pobreza “no hay espacio” para subas en el precio de los servicios públicos.

El secretario de Energía Darío Martínez adelantó que para una parte importante de los usuarios de luz y gas los aumentos que podría implementar el Gobierno en los próximos meses serán “simbólicos”. El funcionario dijo que para el sector de la población que se encuentra bajo la línea de pobreza, “no hay espacio” para realizar aumentos de tarifas.

El Poder Ejecutivo evaluará hasta marzo un esquema de transición en el precio de los servicios públicos, que están congelados desde el segundo trimestre de 2019 y que obligó a lo largo de 2020 al Tesoro a duplicar los fondos destinados a subsidios. Los entes reguladores de la energía eléctrica (ENRE) y del gas (ENARGAS) analizarán de qué manera podrá comenzar ese descongelamiento y para eso buscan información “individualizada” por usuario para hacer más eficiente el gasto en subvenciones, explicó Martínez.

“Estamos generando una base de datos de todo el país para usar los subsidios de forma eficiente”, dijo el funcionario. Para el sector más pobre de la población, el Estado ya cuenta con la información que recopiló ANSES durante la pandemia, para la implementación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que tuvo un alcance de casi 9 millones de personas. En el caso de la porción con mayores ingresos, el funcionario afirmó que por cuestiones de secreto fiscal “tenemos menos celeridad” para hacer esa individualización.

“A un jubilado no puede aumentarle la tarifa más que la jubilación, tiene que ser por debajo de eso. Un asalariado también, tiene que aumentar su poder adquisitivo, no bajarlo”, sostuvo el funcionario.

Consultado sobre los posibles aumentos en marzo para la población bajo la línea de pobreza, Martínez dijo que “para ese porcentaje de la población no hay espacio para incrementos de tarifa, o si lo hay, sólo simbólicos”, explicó en diálogo con Radio 10. De acuerdo a los últimos datos del INDEC, la pobreza alcanzó el 40,9% de la población, pero podría haber terminado el 2020 con un número aún mayor.

“Luego hay un porcentaje similar de sectores que pueden hacer frente (a aumentos) pero no puede ir por encima de su poder adquisitivo. A un jubilado no puede aumentarle la tarifa más que la jubilación, tiene que ser por debajo de eso. Un asalariado también, tiene que aumentar su poder adquistivo, no bajarlo”, dijo Darío Martínez.

“Estamos buscando las bases para los que sí pueden hacer frente al costo de la energía que es un porcentaje menor de la población”, especificó el secretario de Energía. En cuanto al esquema de segmentación de subsidios, comentó que “es un proceso que tenemos que construir con el tiempo”, que “hay que ir indefectiblamente hacia esa dirección” y que “con el tiempo se hará más eficiente y más certero”.

Además, Martínez anticipó que el Gobierno utilizaría un sistema similar de individualización de subsidios para descongelar las tarifas de transporte público.

Respecto a qué componentes del precio de la energía se ajustarán en los próximos meses, dijo que “el valor de la energía tiene dos grandes ítems, la producción de la energía, que es un costo que se paga en todo el país, y el valor agregado de distribución (VAD)”. Este último punto, aseguró, “lo van a definir las distribuidoras (de luz o de gas) de cada provincia. Vamos a hacer que la gente pueda identificar cómo está compuesta la boleta”, afirmó.

Martínez anticipó que el Gobierno utilizaría un sistema similar de individualización de subsidios para descongelar las tarifas de transporte público.

Sobre la deuda de las distribuidoras con los productores (tanto en la cadena del gas como de la energía eléctrica), el funcionario del área energética dijo que “hay que resolverlo, sino el Tesoro siempre termina cubriendo” ese pasivo. Según estimaciones oficiales, el volumen de las deudas que las nueve principales distribuidoras de gas mantienen con productores alcanzó los $57.436 millones. De acuerdo a datos de Econométrica, solo Edesur acumuló $18.000 millones en los primeros seis meses del año.

“La energía en el mundo se subsidia. Lo que hay que discutir es en qué porcentaje. Se debate mucho sobre tarifas y no sobre inversiones”, agregó el secretario de Energía. “El sistema de Revisión Tarifaria Integral del gobierno anterior es impagable para la población”, cuestionó.

Por último, Martínez dijo que la energía renovable “es hermosa” pero que (el Gobierno de Mauricio Macri) “nos dejó contratos en dólares altísimos y prioritarios. Y la Argentina es un país que en su matriz energética está bien, medioambientalmente no es tan dañina”, concluyó.