En la cumbre de la OPEP+ no hubo acuerdo para un nuevo aumento de la producción

Los principales productores continuarán negociando intentando achicar las diferencias entre los países árabes y los productores del Asia Central liderados por Rusia.

El barril de petróleo cayó más del 2% debido a la incertidumbre generada por la falta de acuerdo entre los ministros de Petróleo y Energía de la OPEP+ (OPEP, Rusia y otros aliados), para disponer un nuevo aumento de los bombeos, a partir del mes próximo.

El barril de la variedad WTI bajó 2,7% para cerrar en 47,40 dólares mientras que el tipo Brent cayó 2,1% para concluir en 50,70 dólares.

Las negociaciones que se desarrollan de manera virtual continuarán hoy, cuando se intenten achicar las diferencias entre los países árabes y los productores del Asia Central liderados por Rusia.

La mayoría de las 23 delegaciones participantes, incluidas las de los trece socios de la OPEP, abogaban por mantener sin cambios el nivel actual del bombeo, mientras que Rusia y Kazajistán pidieron un aumento de medio millón de barriles diarios, según revelaron diversas fuentes no oficiales.

Las negociaciones se reanudarán desde un punto muerto con diferencias que esconden los intereses de cada uno de los estados productores.

Las naciones del Golfo Pérsico, lideradas por Arabia Saudita, se oponen a un incremento de los bombeos porque temen que con la nueva ola de infecciones por el coronavirus, se dispongan nuevos confinamientos y con ello la demanda se contraiga aún más.

Los países del Asia Central, liderados por Rusia, necesitan aumentar su producción debido a que enfrentan condiciones fiscales muy débiles y requieren de mayores exportaciones de crudo, para mejorar sus arcas.

Los analistas creen que las negociaciones se pueden prolongar más allá de mañana debido a las posiciones tirantes de ambos bloques.

La nueva ola de coronavirus iniciada en el sur de Gran Bretaña, se expandió rápidamente por el resto de Europa donde los principales países han dispuesto nuevos y mas fuertes confinamientos y medidas restrictivas.

El gobierno de Boris Johnson ha dispuesto un nuevo bloqueo para tratar de frenar un aumento en los casos de COVID-19 que amenaza con abrumar a partes del sistema de salud, mientras que en Alemania se estaba analizando posponer la administración de una segunda dosis de la vacuna para hacer que los escasos suministros lleguen más lejos.

La discusión por los precios del crudo se produce en momentos en que el régimen iraní confiscó un supertanque petrolero de bandera surcoreana, en aguas del golfo Pérsico.

Teherán demanda a Seúl que libere unos 7.000 millones de dólares de depósitos iraníes que están congelados en bancos surcoreanos, como consecuencia de las sanciones impuestas por los Estados Unidos a Irán, tras el incumplimiento del acuerdo nuclear.

Al mismo tiempo, y casi en simultáneo, Arabia Saudita reabrirá su espacio aéreo y su frontera terrestre y marítima con Qatar, como parte de un acuerdo que busca resolver una disputa política que llevó a Riad y sus aliados a imponer un boicot a Qatar.