La perforación interanual de noviembre cayó un 55%

Es el peor registro desde 2016, cuando la retracción promedió el 31% respecto al 2015.

Los datos publicados por la Secretaría de Energía de la Nación analizados por el Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo marcan que la perforación interanual de noviembre cayó 55%. Además, en ese mes se perforaron 46 pozos lo que significa una decena más que en octubre del mismo año.

Si se toma en cuenta el periodo acumulado a noviembre entre el año 2009 hasta el 2020, se observa que la caída en la perforación fue del 55% interanual y la peor luego de la acontecida en 2016, donde la retracción promedió el 31% respecto a 2015.

Por su parte, los máximos históricos datan de los años 2014 y 2015 con 1.314 y 1.227 pozos perforados, respectivamente. Asimismo, cabe destacar el desplome del 26% ocurrido en el acumulado a noviembre de 2019 en relación al mismo lapso de 2015.

En el análisis del mes de noviembre, los datos muestran una baja histórica interanual del 42% en 2020. También se destaca que el máximo de la serie se registró en noviembre de 2013, con 130 nuevos pozos perforados. Y por último, resalta la fuerte disminución de 2019 respecto a igual mes del año 2015 (-25%).

La imposibilidad de que los equipos perforadores trabajaran a causa de la pandemia del COVID-19 impactó en la actividad de exploración y explotación petrolera de todo el mundo. Lógicamente, la Argentina no ha sido la excepción.

Pese a lo negativo de los números, es importante remarcar que en noviembre de 2020 se perforaron un total de 46 nuevos pozos, esto es, una decena más que en octubre del mismo año. Un leve pero crucial incremento de la actividad.