Bolivia mejoró la compraventa de gas con Brasil

El acuerdo significará una mejora del 51% en comparación a la octava adenda suscrita por el régimen transitorio de Jeanine Áñez.

El presidente de Bolivia Luis Arce anunció firma de contrato con empresa Petrobras, para la compraventa de gas, acuerdo que mejoría hasta en un 51% la octava adenda suscrita por el régimen transitorio de Jeanine Áñez y que reportará al país 25 millones de dólares en dos meses.

Durante marzo de 2020, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) firmó la llamada octava adenda con Petróleo Brasileiro SA (Petrobras), situación que preveía, iba a generar para el país entre 4.000 millones de dólares y 6.000 millones de dólares en los próximos seis años.

El acuerdo establecía un volumen mínimo de entrega de 14 millones de metros cúbicos por día y un máximo de 20 millones. Con las anteriores adendas el volumen máximo era de 30,08 millones y el mínimo de 24 millones de m3 por día, respectivamente

Según informó La Razón, “en agosto de 2020, con la octava adenda YPFB había dejado de percibir mensualmente unos 5,34 millones de dólares por el transporte del energético entre Río Grande y Puerto Suárez (Mutún), en la frontera con Brasil, costo que antes de la firma del nuevo convenio lo pagaba la petrolera brasileña”.

Asimismo, se remarcó que “desde Río Grande hasta el Mutún la longitud del ducto es de 570 kilómetros. Antes de la firma del nuevo acuerdo el punto de entrega del gas boliviano era Río Grande. Con la octava adenda, el punto de entrega se había cambiado al Mutún, en la frontera con Brasil”.

En suma, las pérdidas para el país alcanzarían los 233 millones de dólares tras la octava adenda. Este extremo había sido admitido después por el entonces ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, aseverando que “en este año 2020 son 58 millones, en 2021 deben ser alrededor de 80 millones y en 2022, unos 85 millones de dólares aproximadamente”.