Brasil alcanzó una producción récord de petróleo y gas en 2020

Alcanzó un promedio diario de 3,74 millones de barriles de petróleo y gas, un volumen récord y en un 5,22 % superior al de 2019.

Brasil produjo el año pasado un promedio diario de 3,74 millones de barriles de petróleo y gas equivalente, un volumen récord y en un 5,22 % superior al de 2019 (3,55 millones de barriles diarios), informó este viernes la Agencia Nacional del Petróleo (ANP).

En la última década, la producción brasileña de hidrocarburos saltó en un 52,71 %, frente a los 2,45 millones de barriles de petróleo y gas equivalente que el país produjo por día en 2010, según los datos del organismo regulador.

En la última década la producción brasileña de hidrocarburos creció gradualmente, con excepción de 2012 y 2018, años en que prácticamente se mantuvo estable.

Tan sólo de petróleo, la producción subió desde un promedio de 2,78 millones de barriles diarios en 2019 hasta 2,94 millones de barriles diarios en 2020, para un crecimiento del 5,76 %.

La producción de gas natural, por su parte, se elevó desde 770.000 barriles equivalentes por día en 2019 hasta 800.000 barriles diarios (127,4 millones de metros cúbicos) en 2020, con una ligera expansión del 3,89 %.

En la última década, la producción de gas natural creció un 102,8 %, en comparación con los 62,8 millones de metros cúbicos por día que Brasil extrajo en 2010.

De acuerdo con el informe, el 68,61 % de la producción brasileña de hidrocarburos en 2020 provino del presal, el horizonte de explotación en aguas muy profundas del océano Atlántico que Brasil descubrió por debajo de una capa de sal de dos kilómetros de espesor y cuyas enormes reservas pueden convertir al país en uno de los mayores exportadores mundiales de hidrocarburos.

En 2010, cuando el presal tan sólo comenzaba a ser explotado comercialmente, la producción brasileña en dicho horizonte equivalía al 1,53 % del total.

Por otro lado, la producción brasileña en campos terrestres cayó desde el 11,60 % del total en 2010 hasta 5,95 % en 2020, en parte por la concentración de las inversiones en el presal. De la misma forma la producción del país en áreas marítimas fuera del presal se redujo del 86,87 % al 25,44 % en los últimos diez años.

En la última década, con la concesión de nuevas áreas al sector privado y la entrada en operación de nuevas operadoras en Brasil, la participación de la estatal Petrobras en la producción brasileña de hidrocarburos se redujo del 92,67 % en 2010 hasta el 74,01 % en 2020.