YPF se aleja de un posible default

La empresa de mayoría estatal cerró es canje de deuda y consiguió un alivio por 630 millones de dólares y recuperó disponibilidad de fondos para inversiones y expansión.

YPF anunció que cerró “exitosamente” su canje de deuda con una participación del 60% del bono corto que vence en marzo de este año, y consiguió un alivio por 630 millones de dólares en pagos de capital e interés acumulado hasta diciembre de 2022.

De esta forma, la empresa despejó cualquier expectativa sobre un posible default y recuperó disponibilidad de fondos para destinar a la inversión en explotación de hidrocarburos y expandir otros de sus desarrollos en el país en los próximos meses.

“YPF alcanzó un nivel de participación del bono corto de 60% y de la totalidad de bonos cercana al 32%, resultando en la emisión de nuevos títulos al 2026, 2029 y 2033 por aproximadamente 2.100 millones de dólares”, señaló la compañía.

Según confiaron a Télam fuentes de la petrolera, el éxito de la operación se debe a que consiguió sortear el vencimiento por 413 millones de dólares previsto para el próximo 23 de marzo pero, también, porque permitió refinanciar casi un tercio del total de deuda de la empresa que, ahora, tendrá un perfil más adecuado a sus planes de expansión.

Con el resultado anunciado hoy, YPF obtendrá la validación del Banco Central en relación con el requerimiento de refinanciación exigido por la normativa cambiaria que exigía a todas las compañías con vencimientos de deuda mayores a 1 millón de dólares a renegociar el 60% de los vencimientos hasta el 31 de marzo.

“El ahorro de divisas conseguido para el año 2021, considerando la refinanciación de pagos de capital e interés de todos los bonos que ingresaron al canje, supera ampliamente el requerimiento de refinanciación del 60% de su bono con vencimiento en marzo 2021”, aseguró YPF.

Al respecto, fuentes de la autoridad monetaria confirmaron a Télam que YPF podrá acceder al mercado oficial para realizar pagos de sus vencimientos.

En total, la operación permitirá una “refinanciación temprana de pagos de capital e interés acumulado hasta diciembre de 2022 por un total de 630 millones de dólares, liberando recursos que podrán ser destinados a inversiones productivas según el plan dado a conocer semanas atrás”.

Tras el apoyo de los grupos de bonistas, la compañía emitirá ahora tres Obligaciones Negociables (ON) con vencimiento en 2026, por un monto de 775,3 millones de dólares; en 2029 por un total de 747,8 millones de dólares; y en 2033, por 575,6 millones de dólares.

Días atrás YPF anunció que el Grupo Ad-Hoc de tenedores de deuda, entre los que figuran fondos de inversión como BlackRock, Fidelity y Ashmore, que tuvieron la postura más dura en las últimas semanas de negociaciones y que poseían el 45% de los bonos más cortos, habían aceptado la última oferta de canje que realizó la petrolera.

En la primera etapa de aceptación la compañía había registrado una adhesión del 13% de los tenedores, y esta semana sumó a los representados del grupo Dechert con una tenencia estimada en el 25% de las Obligaciones Negociables emitidas por la compañía y consideradas para el canje.

Luego de presentar una primera oferta el 7 de enero, YPF enmendó en tres ocasiones su propuesta para incluir una serie de mejoras como un pago en efectivo por adelantado, un aumento en el interés de los bonos de 8,5% a 9% y el abandono a la propuesta inicial de dejar dos años sin pago de intereses.

La cuarta oferta por los bonos con vencimiento en 2021 por 412,6 millones de dólares incluyó un pago por cada 1.000 dólares un monto de capital de 824 dólares en Bonos Nuevos Garantizados 2026 y el pago en efectivo de 283 dólares.