Vaca Muerta y la posibilidad de superar su record de etapas de fractura

En febrero se registraron 685 etapas de fractura en la formación shale. ExxonMobil y Vista fueron las empresas que encabezaron las tareas en la Cuenca Neuquina.

En febrero del 2019, Vaca Muerta superó las 700 etapas de fractura. Para ser exactos, 712. No sería hasta agosto de ese año cuando un decreto congeló el precio del crudo y los proyectos de shale oil desaceleraron, situación que se extendió con el desplome por la pandemia del COVID-19. Sin embargo, el cierre del 2020 y este comienzo del 2021 es esperanzador para la actividad vinculada al fracking.

El registro de etapas de fracturas en Vaca Muerta alcanzaron las 685 operaciones en febrero. La cifra quedó muy cerca de las 712 fracturas que se registraron en 2019, el nivel máximo que se alcanzó en la Cuenca Neuquina. Es un 3,8% por debajo del máximo histórico, por eso este 2021 Vaca Muerta podría superar su marca.

Según el informe de Luciano Fucello, country manager de NCS Multistage, las empresas que lideraron el movimiento fueron ExxonMobil con 196 etapas completadas, Vista Oil & Gas con 178 e YPF con 122 en total. Pan American Energy (73 etapas de fractura) y Pluspetrol (con 71) van de la mano del Plan Gas, al igual que buena parte de los proyectos de YPF. De hecho, la petrolera dirigida por Pablo González repartió sus trabajos de fractura en Neuquén con dos compañías de servicios (Halliburton le hizo 102 y Schlumberger 20).

Vista está aprovechando el nicho de la exportación que la Cuenca Neuquina recuperó a mediados del 2020, en medio de la pandemia, y gracias al alza del precio del barril de crudo Brent, el referencial para el mercado argentino. Por parte de las estadounidenses, ExxonMobil completó un PAD y Chevron 45 etapas de fractura.