El martes continuará la paritaria petrolera

La negociación obtuvo un nuevo cuarto intermedio. Los gremios quieren discutir una recompensación salarial por el 2020.

“No queremos abrir las paritarias del 2021 sin cerrar las del 2020”. Así el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra dejó en claro la postura de discutir una recomposición salarial por el 2020, donde la paritaria estuvo virtualmente suspendida por el COVID-19.

Según informó La Mañana de Neuquén, las empresas solo pagaron un 15% a los trabajadores pero las cámaras empresariales están en una postura de cuestionamiento a conversar una mejora salarial.

El gremio que conduce Pereyra exige que la mejora salarial iguale a la inflación, que según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) rondaría el 40%. Con el 15% ya aportado, los petroleros van por una recomposición del 35% para los sueldos de los petroleros que tuvieron que aceptar suspensiones, reducciones de sueldo y una fuerte incertidumbre a lo largo del 2020.

La reuniones que viene realizando el sindicato con la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE), ambas entidades que están con una postura muy dura de no avanzar con la paritaria 2020, tendrá otro capítulo el martes que viene por la tarde.

“Hemos fundamentado nuestro pedido. El contexto es diferente, hay más movimiento de equipos y reactivación en los yacimientos. Nosotros pusimos todo lo que teníamos que poner y la consigna era que cuando haya más equipos, los salarios tenían que recuperarse”, señaló Pereyra en el contacto con este medio. Se refiere al Acuerdo de Sustentabilidad con YPF y al 223 Bis de la Ley de Contrato de Trabajo que en este marzo llegan a su vencimiento.

A lo largo del año pasado, los trabajadores petroleros tuvieron que dar una serie de concesiones laborales a los fines de sostener la continuidad laboral. Más de 20.000 operarios tuvieron que quedarse en stand by a la espera de que la demanda de petróleo y combustible mejore, pero la crisis del coronavirus paralizó por completo al mundo y la Argentina no fue la excepción con las medidas de aislamiento social. Abril y mayo fueron los peores meses.

Pereyra no descartó que si la postura de las cámaras empresariales sigue siendo la misma, convocará al resto de las organizaciones sindicales para fijar una postura y decidir el camino a seguir. Eso podría traducirse en una medida de fuerza o las presentaciones correspondientes ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, en la ciudad de Buenos Aires.

Las compañías quieren pasar directamente a la mesa paritaria del 2021, olvidando ya el 2020. Algunos gremios del sector en el resto del país están evaluando aceptar esa propuesta pero solicitar un incremento importante que también contemple el sacrificio del año de la pandemia. Pero la organización liderada por Pereyra mantiene su postura en estos diálogos con las empresas.