Los cortes de ruta en Añelo presionan la producción en Vaca Muerta

Trabajadores de la Salud mantienen un corte de ruta que afecta las operaciones en los yacimientos. El combustible comienza a escasear.

Hoy se cumplen siete días de cortes de ruta en Neuquén. Es que los trabajadores de la Salud comenzaron con la medida de fuerza en reclamo de una mejora salarial. Esto ha desencadenado una crisis en Vaca Muerta.

Los cortes de ruta impactan directamente en las operaciones de Fortín de Piedra (Tecpetrol), La Calera (Pluspetrol) y Rincón del Mangrullo (YPF), donde se busca aumentar su producción de gas en el marco de la implementación del Plan Gas.

El programa es un estímulo a la producción, que tiene como eje principal los volúmenes adicionales que se producirán en Neuquén en los próximos cuatro años. Junto con el aporte de la Cuenca Austral, en el sur del país, se trata de los dos puntos neurálgicos de producción a los que apuesta el gobierno nacional para evitar más compras de gas natural licuado al exterior (GNL).

Este año el país deberá importar al menos 1000 millones de dólares en gas licuado, para compensar lo que no se produce internamente.

SIN COMBUSTIBLE

A raíz de los cortes y la paralización de la producción, las estaciones de servicio de Neuquén comenzaron a quedarse sin combustible. En la localidad de Roca es imposible conseguir nafta súper en los expendedores de la marca y para este lunes preveían llegar al final de las reservas del resto de los productos.

Según informó Diario Río Negro, las ventas de la petrolera estatal en el Alto Valle, Valle Medio y en la región Atlántica rionegrina dependen de los camiones que llegan desde la refinería de Plaza Huincul, que no pueden moverse desde la semana pasada a raíz del conflicto que protagonizan trabajadores autoconvocados de Salud.

“Desde el viernes no recibimos combustible, por el bloqueo al acceso a la refinería. No tenemos novedades sobre una liberación y desde ayer ya no tenemos nada de súper. Calculamos que entre hoy y mañana se termina el resto”, explicaron desde una de las firmas que comercializa los productos de YPF en la región.

Los expendedores se mantenían pendientes de las negociaciones, admitiendo también que más allá de que el conflicto se descomprima durante la jornada de hoy, la “normalidad” tardará en restablecerse, porque el volumen a reponer es importante y son muchas las estaciones para abastecer en forma simultánea.