Neuquén quiere que la Resolución 46 alcance a la exportación de gas

El gobernador Omar Gutiérrez afirmó que está gestionando ante el Gobierno nacional que la resolución 46, que subsidia el gas que se produce en Vaca Muerta, también rija para los saldos exportables.

El planteo del mandatario se conoció cuando Nación está negociando una modificación en la normativa, ya que la situación económica y la creciente producción del fluido hacen inviable que afronte ese aporte que reciben las operadoras.

“En este contexto, es necesario que la resolución 46 se aplique indistintamente a los cupos de producción exportables, continuos o discontinuos. Esto es algo que estoy gestionando. Fue un estímulo a la producción y estaba abierto al gas que se comercialice local o internacionalmente; para mí, que sea una producción exportable en términos continuos o discontinuos no hace lugar a que se caiga el subsidio de la 46”, consideró el gobernador.

El gobierno nacional acaba de emitir una resolución (104/2018), que reglamenta la exportación a Chile habilitada desde este mes, donde establece que en ningún caso el gas que cruza la cordillera puede estar alcanzado por el subsidio.

En este contexto, Gutiérrez fija postura porque el incentivo, que estableció un sendero de precios hasta el 2021, actuó como un disparador de la producción de Vaca Muerta durante los últimos seis meses. Con el ajuste fiscal en marcha desde Nación, el subsidio es un ingrediente que presiona sobre las finanzas públicas.

Todo esto sucede en momentos en que hay proyectos que esperaban la aprobación de la ahora Secretaría de Energía de la Nación para poder ingresar al plan estímulo, que establece un precio de u$s 7,50 para el gas “nuevo” que comercialicen en sus áreas en la formación geológica.

Gutiérrez, no obstante, trató de despejar dudas en este contexto de cambio de reglas para las inversiones: afirmó que antes de fin de 2018 anunciará el ingreso a desarrollo masivo de tres proyectos piloto en no convencionales (serán 33 en total).

También relativizó la aplicación de retenciones a las exportaciones, que plantea un escollo adicional para la cuenca neuquina en momentos en lo que por su excedente necesita habilitar nuevos mercados. El gobernador considera que las oscilaciones cambiarias (la inflación) finalmente terminará licuando el gravamen del orden de los 4 pesos por cada dólar de hidrocarburo exportado.