Shell completó el traspaso de sus activos a la brasileña Raízen

Shell completó la venta de su negocio de downstream en Argentina a la empresa brasileña Raízen por US$ 916 millones en efectivo, sujeto a cambios sobre el precio final. La operación incluyó la transferencia de la Refinería de Buenos Aires, aproximadamente 665 estaciones de servicio, los negocios de LPG, combustibles marítimos, combustibles de aviación, asfaltos, químicos y lubricantes, así como las actividades de suministro y distribución en el país.

Los negocios adquiridos por Raízen continuarán su relación con Shell a través de varios acuerdos comerciales. La conclusión de la venta es resultado del acuerdo anunciado en abril de 2018. Raízen, un joint venture entre Shell y Cosan, es una empresa líder en producción de biocombustibles y distribución de combustibles en Brasil, donde administra una red de alrededor de 6.400 estaciones de servicio Shell.

“Esta operación ofrece la oportunidad de consolidar una alianza regional entre Shell y Cosan y le permite a la Compañía seguir participando del creciente mercado de Downstream en Argentina”, informó Shell a través de un comunicado. La marca Shell seguirá presente en Argentina a través de un acuerdo de licencia de marca con Raízen, por lo que los clientes seguirán teniendo acceso a los mismos productos de calidad y servicios de excelencia.

La venta es consistente con la estrategia de Shell de simplificar su portfolio a través de un programa de desinversión a nivel global de US$ 30.000 millones. La operación no incluye los activos de Shell Upstream en Vaca Muerta. “La compañía ve un significativo potencial de crecimiento a largo plazo de los recursos no convencionales en Argentina”, destacó Shell.

A partir de la conclusión del proceso de venta, la división de Shell Upstream Argentina se conformó como una compañía independiente, que tendrá como presidente a Sean Rooney. A su vez, Teófilo Lacroze será presidente de Raízen Argentina.

Raízen es un joint venture establecido en 2011 entre Shell (50%) y Cosan (50%). Es la empresa líder en producción de azúcar, etanol y bioenergía en Brasil, con 26 unidades y 860.000 hectáreas cultivadas, una red de alrededor de 6.400 estaciones de servicio Shell, 950 tiendas Shell Select y más de 2.500 clientes B2B. Tiene en Brasil presencia en bases de suministro en 68 aeropuertos y en 68 terminales de distribución de combustible, y vende aproximadamente 25.000 millones de litros de combustible para segmentos de industria, del transporte y de retail. El volumen de negocios actual de la empresa es de US$ 24.000 millones por año.