YPF y DAPSA se hacen cargo formalmente de Oil Combustibles

YPF y DAPSA comenzaron a operar a partir de esta semana los bienes de Oil que adquirieron en el marco de la licitación nacional e internacional dispuesta en el proceso de quiebra de la empresa. De esta manera, ambas compañías se comprometen a llevar adelante un plan que asegure la sustentabilidad del negocio.

YPF se hará cargo de la operación de la terminal fluvial que le permitirá potenciar su abastecimiento en la zona núcleo del país, apalancado en la vinculación logística con la terminal San Lorenzo que YPF tiene en la zona. Asimismo, utilizará la capacidad de almacenaje para sus propias operaciones logísticas, tanto para el abastecimiento del mercado local como para la eventual expansión en mercados regionales, manteniendo la disponibilidad de almacenamiento para otras empresas.

En la refinería, YPF continuará los planes de remediación que Oil venía realizando de conformidad a los requerimientos formulados por la autoridad ambiental provincial. Asimismo, YPF implementará con sus equipos técnicos los planes para mejorar la condición de parada segura de la planta.

Respecto a la red de Estaciones de Servicio, “seguirá siendo abastecida por DAPSA, cuya administración permitió un suministro eficiente de productos a sus clientes durante el periodo de operación transitoria”, informó la compañía.

Este proceso preliminar no incluye por el momento ningún cambio en lo que hace a la imagen de las expendedoras ni a las condiciones de comercialización, manteniéndose las mismas particularidades que durante la administración de la quiebra.

Cabe recordar que YPF y DAPSA se encuentran a cargo de la gestión de los bienes de Oil desde junio de este año, en el marco del proceso judicial de quiebra y que, el 3 de octubre ambas empresas resultaron adjudicatarias de los bienes adquiridos en el proceso de licitación de los mismos ordenado por el juez.

Ese mismo día también cesará definitivamente la relación laboral de los empleados que prestaban tareas en Oil Combustibles, quedando a disposición las liquidaciones indemnizatorias y demás créditos laborales.