Ingresarían 38 millones de dólares mensuales por las exportaciones de gas a Chile

Según datos de la Secretaría de Energía de la Nación, las exportaciones entre octubre y abril llegarían a 10,5 millones de metros cúbicos diarios.

Argentina ha comenzado a exportar gas a Chile y se espera que, durante la temporada estival, la producción proveniente de Vaca Muerta permita exportar un máximo de 10,5 millones de metros cúbicos diarios, generando así un ingreso de divisas de aproximadamente 38 millones de dólares mensuales, según cálculos privados.

En total son diez los contratos cerrados de carácter interrumpible (sin compromiso de entrega o recepción) y autorizados por el Gobierno nacional, entre productoras de gas argentino y empresas del otro lado de la cordillera, por un precio de venta promedio de 4,2 de dólares el millón de BTU (una medida que equivale a unos 27 metros cúbicos de gas).

Entre las empresas exportadoras se encuentran YPF, Pan American Energy , Compañía General de Combustibles (CGC), Total Austral, Wintershall y ExxonMobil.

La capacidad máxima de los gasoductos que conectan la Argentina con Chile permite transportar 30 millones de metros cúbicos por día. En 2004, el país enviaba 24 millones de metros cúbicos, el máximo previo a la resolución 19 del entonces ministro Julio De Vido, que puso fin a las exportaciones.

Más allá del mercado chileno, en febrero del próximo año llegará al puerto de Bahía Blanca la barcaza de licuefacción que contrató YPF para procesar entre 2 y 3 millones de metros cúbicos diarios para el mercado de exportación de gas natural licuado (GNL). La idea es abastecer la oferta en el período estival, cuando la demanda interna disminuye hasta cinco veces con respecto a los picos de invierno.

Según fuentes de la empresa con mayoría estatal, el país podría tener una balanza energética equilibrada en gas en dos años. Si se le suman las exportaciones de petróleo, en dos años podría tener también una balanza sectorial equilibrada.

En el período septiembre 2017-agosto 2018, el país debió importar 30 millones de metros cúbicos diarios, lo que todavía lo deja lejos de ser exportador neto del fluido.