En Mendoza, los nuevos pozos son la clave para producción petrolera

El Gobierno de Mendoza busca que su producción hidrcarburífera incremente con respecto a los flojos números que alcanzó este año. Hasta octubre se registró una caída del 2,4%.  

“En el pozo petrolero de Puesto Rojas se extraían 15 metros cúbicos, ahora se extraen 60 y proyectamos que en marzo del 2019 se extraigan 100. La producción petrolera va mejorando gracias a los nuevos pozos que se están abriendo y eso va a quebrar la tendencia sostenida en baja en petróleo”.  De esta manera, se esperanza el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, sobre el futuro hidrocarburífero en diálogo con radio Nihuil.

Entre los deseos del Gobierno para el 2019 seguramente figurará romper con esa tendencia en caída de la producción petrolera que se volvió a reflejar en los números de este año. De enero a octubre de 2018 la provincia produjo 3,55 millones de metros cúbicos, mientras que el año pasado esa producción fue de 3,64 millones, lo que supone que hasta octubre la caída fue del 2,4%.

“Este 2018 no ha sido bueno, tuvimos un par de eventos de paradas de yacimientos importantes, por mantenimientos técnicos de unas líneas que nos han impactado en el 1,5% la producción. Igualmente las perspectivas son buenas porque logramos que dos áreas en explotación que estaban en baja producción, que son Puesto Pozo Cercado y Atuel Norte, ya hayan empezado a mostrar un repunte en su producción”, acotó el subsecretario de Minería y Energía, Emilio Guiñazú.

Según informó Diario Uno, el funcionario mendocino admitió que el entusiasmo oficial se basa en que algunos pozos, como es el Puesto Rojas, que están realizando ensayos con fractura hidráulica, estén incrementando su producción en esta etapa de ensayos, lo que hace suponer que cuando exploten comercialmente subirán aún más su producción.

“Además cerramos un acuerdo con YPF con un plan agresivo de inversiones en un área que se llama Cerro Morado, que empezó a perforar ahora y esperamos que aumente la producción a principios del 2019”, consideró.

“Hemos logrado contrarrestar el declino natural de las áreas, porque naturalmente se perdería el 10% de producción por año, con lo cual, lograr mantenerte con producciones por encima del -10% significa que estás logrando invertir para suplir el declive natural”, recalcó Guiñazú, quien vaticinó que el año podría terminar con el 0,5% menos de lo que se produjo en 2017, lo que se confirmará cuando se procesen los datos de noviembre y diciembre.

Esta performance no es la que habían proyectado en el Gobierno para este año, ya que en los primeros 5 meses la producción crecía 1,65% comparativamente con el 2017, pero eso cayó en julio y agosto y por tanto el sólo hecho de casi equiparar los niveles del año pasado se valora como un logro en un difícil 2018.