10 de junio: Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, Islas y Sector Antártico

Te puede interesar...

El 10 de junio es el Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, Islas y Sector Antártico con motivo de la designación del primer gobernador argentino en las Islas Malvinas, Luis Vernet, en 1829. 

Cada 10 de junio en Argentina conmemoramos el Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, Islas y Sector Antártico con motivo de la designación del primer gobernador argentino en las Islas Malvinas, en 1829, la Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas y las adyacentes al Cabo de Hornos en el Mar Atlántico. Su instauración fue la afirmación de nuestra soberanía sobre las islas desde nuestra emancipación y en condición de legítima heredera de España de estos territorios.

En su discurso, Vernet pronunció: “Señor Presidente, quiero solicitar que este Comité promueva, efectivamente, la concreción de un diálogo constructivo entre el Reino Unido y la República Argentina, de conformidad con las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas y de este Comité, para encontrar una solución pacífica, justa y duradera de la controversia de soberanía”.

Durante aquellos años, desde Buenos Aires se dictaron normas y se establecieron estructuras jurídicas y administrativas que consolidaron el ejercicio pleno de nuestra soberanía, fomentando el desarrollo de actividades comerciales, el asentamiento de población y el establecimiento de una sede de Gobierno, hace ya 193 años, a cuyo frente quedó el entonces gobernador Luis Vernet.

Este ejercicio efectivo de soberanía se interrumpió el 3 de enero de 1833, cuando el Reino Unido expulsó, mediante un acto de fuerza, a las legítimas autoridades argentinas y a la población que allí vivía, quebrantando la integridad territorial de nuestro país. Este acto de fuerza no fue consentido por ningún Gobierno argentino.

A partir de esa fecha, y, desde entonces, las islas son objeto de una disputa de soberanía con el Reino Unido, la que es reconocida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) mediante la Resolución 2065 de la Asamblea General, aprobada el 16 de diciembre de 1965.

En cumplimiento de ésta, desde 1966, ambos países llevaron a cabo negociaciones para alcanzar una solución pacífica a la disputa.

Pese a las innumerables invitaciones de la Argentina y a la exhortación de las Naciones Unidas, el Reino Unido se negó de manera sistemática a retomar las negociaciones de soberanía e inició en 1976 su intento de reemplazar la fórmula de negociación, por la de contemplar “los deseos de los isleños” como única solución.

Desde 1833, durante casi 150 años la Argentina produjo constantes reclamos diplomáticos, sin resultados concretos. El conflicto tuvo avances y retrocesos, pero nunca se llegó al reconocimiento esperado por nuestro país.

Hacia fines de 1981, las autoridades argentinas percibieron por parte de Gran Bretaña indicios contradictorios en el manejo del tema, que tendían a congelar las negociaciones. Fue así como dispusieron la previsión de planes militares, y devino luego la Guerra de Malvinas

La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, respetando el modo de vida de sus habitantes y de conformidad con el Derecho Internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable de todos los argentinos, tal como lo establece la Disposición Transitoria Primera –de 1994- de nuestra Constitución Nacional.

En noviembre de 1973, se sancionó en Argentina la Ley 20561, con la cual se fijó el 10 de junio como día oportuno para expresar y reafirmar el reclamo de soberanía sobre los territorios de las islas Malvinas e inmediaciones en memoria del primer gobernador, Luis Vernet.

El 2 de abril de 1982 estalló la guerra entre Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas. La guerra duró casi dos meses y dejó un saldo de 649 argentinos, 255 británicos muertos y 3 civiles muertos. Cuarenta años después, la disputa continúa.

El pueblo argentino ratifica hasta el día de hoy el mandato histórico, reflejado en la Disposición Transitoria Primera de la Constitución Nacional, de su permanente e irrenunciable determinación de recuperar por la vía pacífica de las negociaciones diplomáticas el ejercicio pleno de la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

Luis Elías Vernet

Fue el primer gobernador-comandante argentino de las Islas Malvinas y adyacentes al cabo de Hornos en el océano Atlántico, antes de la quinta invasión inglesa y colonización de la misma por parte del Imperio británico. Las otras cuatros invasiones fueron dos a la hoy Ciudad Autónoma de Buenos Aires y dos posteriores a 1808, desde la Patagonia, repelidas por los mapuches.
Luis Elías Vernet nació en Hamburgo el 6 de marzo de 1791, pertenecía una familia francesa que debió dejar el país por cuestiones religiosas.

En su adolescencia trabajó en Filadelfia en una empresa química de capitales alemanes Bucker & Kumbhaar. Posteriormente se desempeñaría -como administrador de cargas navieras.

En 1817 se radicó en Buenos Aires. Se asoció con Luis Pacheco, un capitán de Blandengues retirado, y comenzó a navegar hacia el sur, allí fue donde conoció las Islas Malvinas.

En 1828 presenta al gobierno argentino la posibilidad de desarrollar la colonización del archipiélago austral y es así que el 10 de junio de 1829 se oficializo su nombramiento de Comandante Político y Militar, por Decreto firmado por Martín Rodríguez y Salvador María del Carril.

El objetivo era poblar las islas, cuidado de las costas y aplicación de los reglamentos de pesca de anfibios.

Vernet pobló las islas con colonos santafecinos, entrerrianos, cordobeses, bonaerenses, franceses e ingleses.

También un grupo de esclavos, con promesa de libertad y algunos -tehuelches.

Ricardo Caillet Bois hace una semblanza de nuestro gobernador “Vernet era activo, inteligente, emprendedor, tenaz, muy tenaz, iba a demostrar en el curso de su existencia poseer una honestidad acrisolada”.

El 15 de julio de 1829 Luis Vernet funda Puerto Luis en la isla Soledad, y se instala con su esposa María Sanz, embarazada de tres meses.

Allí en Malvinas el 5 de febrero de 1830 nació su cuarta hija Matilde Vernet y Sanz a quien apodarían Malvina y quien sería la primera persona argentina en nacer en las islas.

Viajaron en el bergantín Betsy al cargo del capitán Brisbane acompañados de un grupo de cincuenta personas, entre ellos el gaucho Rivero.

El barco también llevaba muebles y un rebaño de ovejas.

El investigador salesiano Juan Belza hace referencia a las acciones de Luis Vernet” exploró la zona en 1826 y en 1828 estableció las más antiguas loberías en Puerto Hopner y un precario aserradero en la costasur, en 1829 levantó casillas en Puerto Cook e instaló pesca en bahía Flinders y hasta pensó en la cría de ganado”

Por el diario que escribió María Sáez de Vernet sobre sus días en Malvinas sabemos que: “el día 30 de agosto de 1829, a las doce se reunieron los habitantes, se enarboló la Bandera Nacional, a cuyo tiempo se tiraron veintiún cañonazos, repitiéndose sin cesar “Viva la Patria” y que fue ella quien puso a cada uno en el sombrero cintas con los colores que distinguen nuestra bandera.

El Comandante Vernet redactó un acta donde expresó que ha ejercido el acto formal de dominio de Buenos Aires sobre las Islas Malvinas, Tierra del Fuego y desde Patagones al Cabo de Hornos, enarbolando el pabellón de la República.

Pero el progreso de las obras y la tranquilidad duró poco. el 31 de agosto de 1831 llegó a puerto Soledad la goleta norteamericana “Harriel”, al -mando de un irritante capitán, Gilbert Davidson, a quién Vernet le había -venido comunicando, sin éxito alguno, las reglamentaciones vigentes en -materia de caza de lobos marinos. Como Davidson ignoraba las advertencias, Vernet ordenó el apresamiento del buque “Breakwater” y posteriormente la goleta “Superior”.

El gobierno norteamericano exigió al Ministro de Relaciones Exteriores Argentino Tomás de Anchorena el fin de las restricciones a la caza y la pesca, la devolución de los bienes confiscados, una indemnización y el enjuiciamiento de Vernet como pirata. Una flota americana partió hacia las islas, saqueando y destruyendo las instalaciones, deteniendo a sus pobladores, Vernet debió partir de Puerto Luis para nunca más regresar.

El gobierno de Juan Manuel de Rosas hizo los reclamos correspondientes, en tanto, que, aprovechando el conflicto, las codiciosas fuerzas inglesas, tomaron la posesión de nuestro archipiélago el 2 de enero de 1833. Desde entonces nuestro país reclama sus derechos territoriales sobre las Islas Malvinas.

Cuando el Comandante Vernet debe abandonar las islas viaja a Brasil Uruguay para posteriormente recalar en Buenos Aires definitivamente.

Vivió en el centro de la Ciudad de Buenos Aires, en calle Florida entre Viamonte y Córdoba y luego hasta el final de sus días en su quinta “Las Acacias”, en San Isidro, lugar que permanece en pie.

Falleció el 7 de enero de 1871, a los 80 años.

Más articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Argentina Covid-19
9,276,618
Total de casos confirmados
Updated on 10 June, 2022 9:44 am

Ultimos artículos