España: El plan de ahorro energético no termina de convencer a los expertos

Te puede interesar...

Entre las medidas aprobadas este lunes destaca el límite de 27 grados al aire acondicionado, que algunos tachan de “no realista”. Los científicos advierten que el Gobierno busca, sobre todo, sensibilizar y concienciar a la población.

 

El nuevo plan de ahorro energético aprobado por el Gobierno no convenció del todo a expertos como el profesor de Ingeniería Energética de la Universidad de Comillas (ICAI), José Ignacio Linares. Para el docente, las medidas “tienen más de pedagogía que de efectividad”.

Normas como apagar los escaparates o limitar la temperatura en transportes públicos, centros de trabajo y comercios tampoco han conquistado a la presidenta del Comité de Energía y Recursos Naturales del Instituto de la Ingeniería de España (IIE), Yolanda Moratilla. “No está mal, pero le ha faltado alguna medida más estructural”, ha explicado en La hora de la 1 tras darle “un siete” de nota.

El Doctor en Física Teórica e investigador del CSIC Antonio Turiel, por su parte, ha visto insuficientes las medidas anunciadas, pese a que ha afirmado que son “lógicas” con el contexto actual. “Era un paso imprescindible para intentar conseguir llegar a ese 7% que nos obliga la Unión Europea” como consecuencia de la guerra de Ucrania, pero “solo es el inicio de un proceso de cambio”.

De hecho, tanto la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, como la Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España, Teresa Ribera, han adelantado este lunes que la primera batería de medidas serán completadas en septiembre “para poder garantizar la solidaridad con Europa”

Abierto el debate sobre la temperatura: “Los 27 grados no son realistas”

El límite a los termostatos es sin duda la medida más llamativa del plan, han valorado los expertos, pero quizás no sea la más efectiva. “Es una medida más eficiente en invierno que en verano”, ha señalado Linares. Una opinión que ha compartido también Moratilla, quien ha dicho incluso que “los 27 grados no son realistas”.

Según la presidenta del Comité de Energía y Recursos Naturales del IIE, “es mucho más difícil ahorrar gas refrigerando que calefactando”, pues los aparatos que sirven para lo primero tienen mejores rendimientos.

Una dificultad a la que, además, se le suma el hecho de que el sur de Europa, la parte más afectada por las olas de calor, deberá hacer “el doble de esfuerzo” en verano. “Me daría con un canto en los dientes si en casa cada uno pusiéramos el aire acondicionado a 25 grados”, ha bromeado Moratilla.

Asimismo, Turiel ha señalado a RTVE.es que se deberá “tener cuidado” frente a la medida del límite al termostato, pues plantea una dificultad importante: “No es lo mismo tener 27 grados en trabajos de oficina que en otros en los que cargan peso o hacen tareas más exigentes”.

Sin embargo, los expertos reconocen también que todo ahorro, aunque pequeño, siempre es positivo. “No estamos hablando de cifras de ahorro muy elevadas, pero lo que ha hecho el Gobierno es proponer medidas para arañar unas décimas más y llegar al 7% de la Unión Europea”, en consonancia con lo que otros países europeos ya han puesto en marcha, añade el investigador del CSIC.
Climatización, rehabilitación energética y otros consejos para ahorrar gas
Por otro lado, aunque “se está haciendo mucho hincapié en el termostato”, lo cierto es que “se han aprobado medidas bastante más importantes”. Entre ellas, el profesor ha señalado la climatización y la rehabilitación energética. Mejorar el aislamiento de los edificios, de hecho, podría reducir a la mitad la demanda energética, ha dicho en RNE.

Si lo que se busca es ahorrar gas, se puede también mejorar el funcionamiento de las máquinas de aire acondicionado y, en invierno, de las calderas. Buscar sombras en nuestras casas con toldos o al simplemente echar las persianas en las horas de más calor son también otras actuaciones que pueden ayudar con dicho objetivo.

Otra sencilla acción podría ser, si se convive con más personas, pasar tiempo todos juntos en la misma habitación – y bajo el mismo aparato refrigerador-.

Además, Linares recomienda detener el cierre de las centrales nucleares en España, un consejo que ha compartido Moratilla. “Una de las cosas que he echado en falta en el plan es abolir el calendario de cierre de las centrales nucleares” porque, “cuanto más dependamos del gas, más consumiremos”.

Un plan que busca, sobre todo, “sensibilizar”

Aunque “cualquier kilovatio ahorrado es bueno y debemos ir sumando poco a poco”, el plan tiene una tarea más importante: “sensibilizar y crear conciencia” para acabar con el derroche. “Los precios altos de la energía vuelven otra vez y tenemos que acostumbrarnos a vivir con ello”, ha insistido el docente de Comillas.

El investigador del CSIC Antonio Turiel ha sugerido, asimismo, que las medidas pretenden “hacer que la gente se dé cuenta de que debemos hacer un esfuerzo, como se está llevando a cabo a nivel europeo”.

Ahora, solo queda esperar a que a partir del 1 de septiembre lleguen nuevas normas “más técnicas” y que ayuden en mayor medida al otro objetivo impuesto por la UE, el ahorro energético.

Más articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Argentina Covid-19
9,560,307
Total de casos confirmados
Updated on 3 August, 2022 6:11 am

Ultimos artículos