El 2023 llega con aumentos en transporte, gas, agua y combustibles

Te puede interesar...

El próximo domingo termina el año, pero los problemas inflacionarios de Argentina seguirán estando ahí en 2023. Tal es así, que en los primeros días de enero se activarán una serie de incrementos programados que pondrán en jaque el bolsillo de los asalariados.

Transporte
Uno de los ajustes más sensibles para el presupuesto de las familias argentinas es el incremento de las tarifas de colectivos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y de los trenes de corta y larga distancia, cuyas tarifas tendrán un incremento del 39% a partir del próximo domingo.

De esta forma, el boleto mínimo en el AMBA saltará de $ 25,20 a $ 35, para viajes de menos de 3 kilómetros. El segundo tramo (3 a 6 kilómetros) subirá de $ 28 a $ 39 y así sucesivamente. Los trayectos más largos (más de 27 kilómetros), que hoy cuestan $ 32,20, pasarán a costar $ 48.

En tanto, los micros suburbanos grupo II, es decir los que unen Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) con los límites del AMBA, pasarán a tener un boleto mínimo de $ 46,06. En el caso de los expresos, se cargarán recargos de entre 25% y 75%, dependiendo del recorrido.

En lo que respecto a los trenes, el Gobierno oficializó que las líneas Sarmiento, San Martín, Mitre y el Tren de la Costa pasarán de costar $ 17,25 a $ 22 (27,5% de suba). Los pasajes más altos alcanzarán los $ 35 (34,6% de suba).

Serán más pronunciadas las subas de precios de las líneas Roca, Belgrano Norte, Belgrano Sur y Urquiza. El valor del boleto será unificado en $ 17, lo que implicará aumentos que van del 51% al 79%. En ese caso, el pasaje de mayor valor alcanzará los $ 27.

Cabe recordar, además, que aún está pendiente la audiencia pública en CABA para debatir el nuevo precio del subte. Fuentes oficiales adelantaron que se evalúa una propuesta de incremento en cuatro tramos, que llevaría el boleto a $ 58 en marzo, $ 67 en mayo, $ 74 en junio y $ 80 en septiembre.

Servicios de gas y agua
En servicios públicos hay aún varias etapas pendientes de quita de subsidios. En el caso del gas, los usuarios nivel 1 (mayores ingresos), tuvieron ya una quita del 20% en octubre y del 40% en noviembre, pero aún deberán enfrentar el 40% restante en enero de 2023. Esto llevará a que sus facturas alcancen un incremento total del 167% de punta a punta.

Es diferente la situación para los usuarios nivel 3, que mantendrán el subsidio y los de nivel 2, que mantendrán una parte de la tarifa subsidiada, pero deberán enfrentar una quita absoluta sobre el excedente de determinados umbrales de consumo (varían según categoría, mes del año y zona geográfica).

También hay aumentos de precios programados por los usuarios de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA). Al igual que pasa con el gas, el esquema de ajustes varía según la categoría del usuario, pero no se determina directamente por el nivel de ingresos, sino por la zona geográfica en la que habita el usuario.

Los usuarios de ingresos bajos (Mataderos, Villa Lugano y Villa Soldati, entre otros), mantienen hasta hoy el subsidio sobre el 45% de la tarifa, pero a partir de enero solo tendrán subsidiado el 30% del total. En tanto, los ingresos medios (Almagro, Villa Urquiza, Saavedra y San Nicolás, entre otros), pagan actualmente facturas con 40% de subsidios, pero desde el mes que viene perderán la mitad de ese beneficio (el Gobierno pagará solo el 20%).

Los usuarios de las zonas consideradas de “ingresos altos” ya perdieron el 100% de los subsidios desde noviembre pasado.

Cabe aclarar, que tampoco se ha completado la quita de subsidios del servicio eléctrico, pero el 40% que queda pendiente para los usuarios altos se aplicará recién en el período febrero-marzo.

Combustibles
Uno de los aumentos más significativos que habrá en enero es el de los combustibles. Si bien no afectará a todos los argentinos de forma directa -solo a quienes andan en auto- sí tendrá un impacto en el bolsillo de toda la población de manera indirecta. Es que los ajustes en nafta y gasoil encarecen los servicios de transporte y distribución, lo que en el corto o mediano plazo se traslada al valor final de los bienes que se venden en todo el país. Dicho de otra forma, presionan el avance de la inflación.

En esta oportunidad, el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, anunció que se acordaron cuatro incrementos de precios consecutivos con las petroleras. Uno ya se aplicó (fue del 4% en diciembre), pero todavía está pendiente una suba del 4% en enero, del 4% en febrero y del 3,8% en marzo.

Si el porcentaje anunciado es exacto, en el primer mes del 2023 el litro de nafta súper pasará a costar $ 156,94 en las estaciones de servicio de YPF en la Ciudad de Buenos Aires.

Telefonía
Aunque hay discrepancias entre las empresas y el Gobierno -por las regulaciones de precios- las compañías de telefonía están anunciando aumentos que rozan el 25% para enero de 2023.

Hasta acá, el único caso concreto en realidad es el de Movistar, que avisó a sus clientes que aplicará un incremento en sus tarifas del 23,5% a partir de enero. Sin embargo, se espera que las demás empresas sigan los mismos pasos en los próximos días.

Alquileres
De acuerdo a lo que establece la ley de alquileres, aquellos inquilinos que comenzaron a alquilar en enero de 2022, el mes que viene deberán enfrentar un aumento de la renta del 80,81%. Eso significa que, si el valor de alquiler mensual era de $ 50.000, a partir de enero tendrán que abonar $ 90.405 mensuales hasta diciembre de 2023.

Es necesario recordar que para establecer el porcentaje de incremento se debe aplicar una fórmula preestablecida por el marco legal vigente. Primero, se debe consultar cuál era el valor del Índice para contratos de Locación (ICL) al momento de firmarse el contrato y en cuánto se encuentra al momento de la actualización (en este caso en enero). Esa información se publica diariamente en la web del Banco Central.

Posteriormente, se debe dividir el ICL actual con el ICL de un año atrás. Al resultado de esa cuenta (hoy daría de 1,80813) se lo debe multiplicar por el monto de alquiler anterior. Así se obtiene el nuevo valor de renta a pagar.

Servicio doméstico
Aquellas personas que tengan personal doméstico registrado deberán considerar un aumento salarial del 7% en enero, en relación a los sueldos que están vigentes desde noviembre.

De esta forma, el personal para tareas generales sin retiro pasará a ganar $ 611,50 la hora o $ 77.423,50 mensuales.

En el otro extremo de la escala, los supervisores sin retiro tendrán desde enero un salario de $ 749,5 por hora o $ 95.142 mensuales.

Más articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Argentina Covid-19
9,891,139
Total de casos confirmados
Updated on 30 December, 2022 9:35 am

Ultimos artículos