La apuesta energética de Putin en duda, por el cálido invierno de Europa

Te puede interesar...

Después del cambio brusco de diciembre es probable que Europa ya haya atravesado lo peor de la crisis energética. El clima templado, una gama más amplia de proveedores y los esfuerzos para reducir la demanda están ayudando, y más, con las reservas de gas casi llenas todavía y los precios cayendo a los niveles de antes de la guerra Rusia-Ucrania.

La combinación de condiciones, incluidos los problemas de COVID-19 de China que reducen la competencia por los cargamentos de GNL, reduciría la inflación, estabilizaría las perspectivas económicas de Europa y dejaría al Kremlin con menos influencia sobre los aliados de Ucrania, si persisten en el tiempo-

Si bien una ola de frío o interrupciones en el suministro aún podrían desorganizar los mercados energéticos, crece el optimismo de que Europa ahora puede sobrevivir este invierno y el próximo.

“El peligro de un colapso económico completo, un colapso central de la industria europea, se ha evitado, por lo que podemos ver”, aseguró el ministro de Economía alemán, Robert Habeck, un arquitecto clave de la respuesta del país a la crisis energética, durante un viaje a Noruega, que ocupa el lugar de Rusia como el mayor proveedor de gas del país.

La crisis, provocada por la invasión rusa de Ucrania en febrero pasado, ya le ha costó a Europa cerca de $ 1 billón debido al aumento de los precios de la energía. Los gobiernos respondieron con más de $ 700 mil millones en ayuda para ayudar a las empresas y los consumidores a absorber el golpe. También se apresuraron a reducir su dependencia de la energía rusa, especialmente del gas natural.

La Unión Europea ya no importa carbón ni petróleo crudo de Rusia y las entregas de gas se han reducido significativamente. El bloque llenó parte del vacío al aumentar los suministros de Noruega y los envíos de gas natural licuado de Qatar, EE. UU. y otros productores.

En Alemania, las instalaciones de almacenamiento están llenas en un 91%, en comparación con el 54 % hace un año, cuando Rusia ya había estado vaciando las instalaciones que controlaba. Desde entonces, el gobierno del canciller Olaf Scholz nacionalizó las unidades locales de Gazprom PJSC y gastó miles de millones de euros para llenar las reservas.

Las medidas de ahorro de energía de la industria y los hogares, así como las temperaturas de enero más cálidas en décadas, ayudaron a preservar ese colchón.

“Somos muy optimistas, algo que no éramos realmente en otoño”, indicó el viernes Klaus Mueller, director del regulador de redes de Alemania, en una entrevista con la emisora ​​pública ARD. “Cuanto más gas tengamos en las instalaciones de almacenamiento a principios de año, menos estrés y costo enfrentaremos para llenarlas nuevamente para el próximo invierno”.

 

Más articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Argentina Covid-19
9,963,697
Total de casos confirmados
Updated on 9 January, 2023 9:02 am

Ultimos artículos