La provincia de Buenos Aires prepara la reglamentación de la Ley de Generación Distribuida de energías renovables

Te puede interesar...

La semana que viene reglamentarán la Ley de Generación Distribuída, que regulará los criterios para el consumo y la producción a partir de la generación de energía eléctrica proveniente de fuentes de energía renovable producida por los propios usuarios de la red.

 

Con la nueva medida, la provincia de Buenos Aires adhiere a los beneficios presentes en la Ley nacional de Generación Distribuida. La norma, apela a incentivar un mecanismo que aliviane la carga de la red eléctrica y posibilite un ahorro económico, además de consolidar la marcha de la educación ambiental.

Así, el Gobierno apunta a un aumento de usuarios generadores de energía renovable que nutra a la red bonaerense.

“Existe una calidad del servicio heterogénea y eso tiene un impacto en el desigual desarrollo regional de la provincia de Buenos Aires”, resumió el subsecretario de Energía provincial, Gastón Ghioni.

En ese sentido, el funcionario de la provincia de Buenos Aires explicó que “lo que se pretende es que cada usuario pueda tener en su casa una fuente de generación propia de energía renovable, donde lo más lógico sea la colocación de paneles solares”.

Asimismo, Ghioni sintetizó el espíritu de la reglamentación de la Ley. “Además de generar para sí mismo, el usuario vuelca el excedente de lo producido al sistema y se lo retribuye, lo cual balancea el consumo con la producción de energía renovable”, comentó el Subsecretario.

Así, desde la Subsecretaría de la provincia de Buenos Aires aseveraron que en “una casa tipo donde hay paneles solares pero la mayor parte del día sus inquilinos están afuera trabajando, esos compartimentos están generando y el excedente, para no perder esa energía renovable, se la inyecta a la red”.

“Por la noche, cuando son los momentos de mayor consumo, tomás la energía renovable de la red y así se compensa”, agregó Ghioni. De esa forma, quienes realicen el trámite correspondiente y cumplan los requisitos exigidos, pueden convertirse en lo que la Ley de Generación Distribuida define como “usuario generador”.

A su vez, los beneficios amparados por la Ley de Generación Distribuida son la exención en el pago de ingresos brutos e impuestos al sello en lo que remite a la comercialización de la energía vendida. “El beneficio se extiende por 12 años, prorrogables por el mismo tiempo”, anticipó la directora provincial de Regulación, Guillermina Cinti.

Por otro lado, desde el Gobierno provincial informaron que en el interior el suministro de electricidad se vuelve más complejo en lo que refiere al transporte. Por ello, el vicepresidente primero de Centrales de la Costa Atlántica SA, Diego Rozengardt, explicó que “cuando el traslado es muy largo, a quien vive lejos le llega menos voltaje”.

Por ese motivo, el funcionario subrayó que la Ley de Generación Distribuida “apunta a reducir el costo sistémico de la producción y el transporte de energía”, dado que “se desplaza la generación más cara y se reduce el uso de divisas porque mucha de esa generación cara suele importarse”.

“Si no hay energía, la gente se va y las empresas no se instalan porque no hay electricidad. Tampoco los privados la llevan cuando no hay una demanda suficiente. Por tanto, es un círculo vicioso que si no lo resuelve el Estado no lo hace nadie“, concluyó Rozengardt.

Más articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Argentina Covid-19
10,004,679
Total de casos confirmados
Updated on 11 January, 2023 6:09 am

Ultimos artículos