El presidente surcoreano asistió a la ceremonia de inicio de construcción de una planta petroquímica de S-Oil

Te puede interesar...

El presidente surcoreano, Yoon Suk Yeol, estuvo presente en la ceremonia de inicio de construcción de una planta petroquímica, por valor de 9,3 billones de wones (7.000 millones de dólares), en la ciudad suroriental de Ulsan. Elogió el proyecto como un símbolo de la amistad y confianza entre Corea del Sur y Arabia Saudita.

 

El “proyecto Shaheen“, que, en árabe, significa “halcón”, el ave nacional de Arabia Saudita, tiene como objetivo la construcción de una planta de producción petroquímica, a gran escala, en el complejo industrial de Onsan de S-Oil, en Ulsan, a 307 kilómetros al sureste de Seúl.

El gigante petrolero estatal de Arabia Saudita, Saudi Aramco, posee una participación mayoritaria, del 63,4 por ciento, en S-Oil, la refinería de petróleo nº 3 de Corea del Sur.

Yoon celebró el inicio del proyecto, que se concretó durante su reunión con el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, en noviembre del año pasado, en Seúl, diciendo que era un logro clave de la diplomacia económica entre Seúl y Riad.

También prometió mejorar drásticamente las regulaciones nacionales que no cumplan los estándares globales, para ayudar a las firmas de inversión extranjeras a realizar negocios libremente en Corea del Sur, dijo la oficina del presidente.

En el proyecto Shaheen se construirán una instalación de craqueo a vapor y otras unidades, para producir materias primas petroquímicas básicas, como etileno y nafta, para plásticos y otras resinas sintéticas.

El proyecto creará 17.000 puestos de trabajo durante el punto máximo de la construcción y un valor agregado a la economía de unos 3 billones de wones (2.273 millones de dólares), dijo S-Oil.

El proyecto es la inversión petroquímica de segunda fase de S-Oil, después de gastar 4.000 millones de dólares para la expansión aguas abajo.

S-Oil reforzó su impulso hacia la petroquímica y otros sectores de energía verde, para diversificar los futuros motores de crecimiento bajo un plan de neutralidad de carbono.

Tras la finalización del proyecto, programada para 2026, la planta aumentará en casi tres veces la tasa de producción de nafta, lo que supondría la primera comercialización de un nuevo proceso que maximiza la producción de material industrial, según la oficina presidencial.

La instalación también será la mayor planta de producción petroquímica del mundo, que cuenta con el mayor nivel de eficiencia energética, y ayudará al suministro estable de material industrial, así como a la producción y exportación de productos petroquímicos de alto valor agregado, señaló la firma.

En total, se espera que la instalación aumente el valor de exportación de Corea del Sur en alrededor de 900 millones de dólares.

Amin Nasser, presidente y director ejecutivo de Aramco; Hussain Al Qahtani, director ejecutivo de S-Oil; Lee Chang-yang, ministro de Comercio, Industria y Energía de Corea del Sur; y Kim Doo-kyum, alcalde de Ulsan, estuvieron entre los asistentes al evento.

Antes de la ceremonia, Yoon se reunió con Nasser y aseguró que el proyecto Shaheen simboliza el camino sin contratiempos que los dos países están siguiendo para producir resultados reales y prometió la cooperación del Gobierno surcoreano para el éxito del proyecto.

El mandatario también agregó que el Gobierno aumentará los incentivos para la inversión extranjera y ayudará con varios requisitos de licencia. También que espera que el éxito del proyecto Shaheen conduzca a una cooperación adicional en energía y otros campos.

 

Más articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Argentina Covid-19
10,044,957
Total de casos confirmados
Updated on 23 April, 2023 8:09 am

Ultimos artículos