Cómo la Inteligencia Artificial favorece la exploración y producción de gas y petróleo

La industria de petróleo y gas ha comenzado a utilizar soluciones de inteligencia artificial (IA) con el objetivo de aumentar la certeza y reducir los riesgos.

Las actividades de exploración y producción (EyP) son terreno fértil para dicha tecnología, debido a la gran cantidad de datos que generan. El uso de la IA puede ayudar a las empresas a reducir tanto su gasto de capital como de operación al permitir mayor precisión en las decisiones, ya que les permite visualizar el desempeño en tiempo real de sus activos. Con esa información, las compañías pueden hacer comparaciones con las expectativas proyectadas o con otros activos para ajustar la gestión del proyecto si es necesario.

Según informó Bnamericas, el mantenimiento predictivo y la anticipación de fallas también están demostrando ser usos importantes de la IA, no solo en las actividades de exploración y producción, sino también para ductos y refinerías, donde la integridad de los activos es esencial.

“La inteligencia artificial puede ayudar a las empresas a obtener lo mejor de sus activos sin comprometer la seguridad”, dijo el gerente de activos del desarrollador brasileño de sistemas tecnológicos Atech, Fábio Vieira.

En ese contexto, una de las principales aplicaciones apunta a la identificación de patrones y la anticipación de fallas. Una clave para lograr mejores resultados es la integración de la IA con otras tecnologías, como internet de las cosas (IoT). Al combinar datos de mantenimiento históricos e información de IoT, por ejemplo, la IA se puede aplicar para corregir y mejorar las operaciones. La integración de la IA con otras innovaciones, como los drones, ayuda también a mejorar y optimizar los trabajos de inspección.

“Esto se puede usar para detectar problemas. Los datos recopilados en las inspecciones muestran si ciertos problemas son recurrentes y puedes aumentar la certeza a medida que recopilas más información”, señaló a BNamericas el titular de la firma japonesa Terra Drone en Brasil, Marcelo Belleti.

Algunos proyectos están usando también la IA integrada con ingeniería 3D. La creación de copias digitales de activos o réplicas 3D de plataformas costa afuera crea la posibilidad de realizar simulaciones de rendimiento o capacitar al personal para emergencias, por ejemplo. Esto puede ayudar también a mejorar la seguridad al reducir el número de personas que trabajan en los campos o en las plataformas.

“Los principales desafíos de las operaciones en alta mar son la seguridad, la sostenibilidad, la rentabilidad y la competitividad. Las empresas necesitan acelerar el desarrollo de proyectos, reduciendo el tiempo necesario para comenzar la producción, y esto es posible a través de alianzas con firmas de tecnología”, indicó el vicepresidente de petróleo, gas y petroquímicos de la división del proveedor de soluciones de gestión Schneider Electric para Sudamérica y el Caribe, Luis Felipe Kessler.