Nación busca soluciones consensuadas con provincias y empresas por el congelamiento del precio de los combustibles

El Gobierno nacional mantiene diversas reuniones con los actores principales del negocio petrolero y con los gobernadores de las provincias productoras de hidrocarburos.

El ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza, aseguró ayer que el Gobierno está “buscando soluciones consensuadas” al congelamiento del precio de los hidrocarburos, tras reunirse con el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, en la sede de la cartera nacional.

Tras el encuentro, el mandatario neuquino destacó que “hay consenso en la necesidad de corregir los efectos del decreto 566, preservando los puestos de trabajo y poder adquisitivo de los trabajadores y manteniendo el congelamiento de las naftas”. Lacunza había anunciado en Twitter luego de la reunión que habían buscado “soluciones al tema combustibles consensuadas con el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez”.

El mandatario neuquino sostuvo que el objetivo es “encontrar una solución a la situación planteada por el congelamiento de los valores del crudo”. Y, reveló que durante el encuentro, se abordó el decreto presidencial que fijó el precio interno del petróleo y un tipo de cambio, donde “los funcionarios nacionales se han comprometido a presentar la medida en los próximos días”.

El objetivo del encuentro fue la búsqueda, a través del diálogo, de una propuesta superadora a la medida nacional que no afecte a Neuquén ni tampoco las inversiones previstas en Vaca Muerta, respetando el federalismo, las autonomías provinciales y los puestos de trabajo, aseguraron voceros provinciales.

El Poder Ejecutivo mantiene diversas reuniones con los actores principales del negocio petrolero y con los gobernadores de las provincias productoras de hidrocarburos. Ayer, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el CEO de Vista Oil & Gas, Gastón Remy, se reunieron con el mismo objetivo.

“La reunión con Remy fue muy buena. Frigerio se involucró para encontrarle una salida a las reacciones generadas por el decreto de congelamiento de los precios”, señalaron fuentes oficiales. El encuentro se produjo luego de que la empresa presentó un amparo ante la Justicia para evitar eventuales daños a su plan de inversiones. En ese sentido, las fuentes aclararon que el objetivo no es otro que “acercar las partes y llegar a un acuerdo consensuado con todos los actores”.

Estas reuniones se originaron como consecuencia del decreto oficial que estableció el congelamiento del precio de los combustibles durante 90 días teniendo como referencia los valores al 9 de agosto, con un tipo de cambio en torno a los 45 pesos. “Ante la magnitud de los recientes acontecimientos económico financieros desencadenados, de público conocimiento, es obligación del Poder Ejecutivo Nacional utilizar los instrumentos a su alcance y adoptar las medidas específicas necesarias para proteger a los consumidores”, señaló el Gobierno.

En este contexto, el Poder Ejecutivo estableció que las entregas de petróleo crudo efectuadas durante 90 días deberán ser facturadas y pagadas al precio convenido entre las empresas productoras y refinadoras al día 9 de agosto de 2019, aplicando un tipo de cambio de referencia de 45,19 pesos y un precio de referencia Brent de 59 dólares por barril.

La cotización de esta variedad de petróleo se situaba hoy en 58,66 dólares por barril. Durante este período las empresas refinadoras deberían cubrir, a los precios establecidos en el decreto, el total de la demanda nacional de combustibles líquidos que le sean requeridos. La compañía Vista Oil & Gas, fundada por el ex CEO de YPF, Miguel Galuccio, presentó la semana pasada un recurso de amparo en un juzgado contencioso administrativo de la ciudad de Buenos Aires pidiendo la nulidad del DNU.

En esa presentación se considera “inconstitucional” la forma en que el gobierno anunció el congelamiento del precio de las naftas por 90 días. Para la compañía, a partir de la decisión del gobierno, se hacía inviable avanzar con el plan de inversiones en Vaca Muerta y de hecho evalúa la posibilidad de realizar una retirada paulatina de sus equipos de exploración en la cuenca neuquina.