Gutiérrez asegura que “las pymes no pueden ser variable de ajuste”

“No se toca ni un puesto de trabajo”, advirtió el gobernador de Neuquén, Omar Gutierrez. Exigió a las operadoras acortar los plazos de pago para que las empresas neuquinas no sufran más el impacto de la devaluación.

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, exigió públicamente que las “pymes no sean la variable de ajuste” de la crisis en el sector petrolero, en un contexto en el que grandes operadoras, como YPF, ya empiezan a trasladar el valor de liquidación a la baja del crudo definido por el gobierno nacional a su cadena de proveedores.

“No se toca ni un solo puesto de trabajo”, advirtió el mandatario en diálogo con LU5, en la que también dijo que la forma de salir de los precios internos fijados para el crudo, con el objetivo de poner un freno a posibles subas de la nafta y que esto impacte en los precios en góndola, es “con un sendero de precios” para el valor de liquidación del barril, e “ir trasladando paulatinamente esos valores al resto de la industria”.

Gutiérrez también sostuvo que en un contexto de crisis como el actual, lo que debe haber, eventualmente es una baja “en los márgenes de ganancia” hasta superar la actual coyuntura, pero que de ningún modo “los trabajadores sean una variable de ajuste”.

El gobierno nacional emitió días atrás el decreto de necesidad y urgencia 566/19. En esa normativa, fijó un valor para el crudo en Argentina de 59 dólares y al mismo tiempo estableció el tipo de cambio en 45,19 pesos por cada dólar dentro de la industria.

La decisión, un cambio de reglas para el sector petrolero, da directo en el proceso de crecimiento de las inversiones y la producción de crudo en Vaca Muerta, en momentos en e que las empresas buscaban afianzar sus planes de negocio para abrir nuevos mercados en el exterior.

“Estamos articulando y le hemos pedido a las operadoras la necesidad de achicar los tiempos de su cadena de pagos”, de modo de atenuar el impacto de la inflación en demoras que llegan a 90 días en la cadena de pagos.