Chubut es la provincia más atractiva para invertir en energía renovables

Según el Indice Provincial de Atractivo Renovable que elabora la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA y la Secretaría de Energía de la Nación.

El IPAR es un instrumento que mide a partir de 28 variables ponderadas el grado de desarrollo de las energías renovables en cada jurisdicción del país y el potencial atractivo para futuras inversiones, y abarca desde aspectos regulatorios, fiscales e institucionales hasta la implementación de las tecnologías, el aprovechamiento de los recursos y el desarrollo de infraestructura.

Este segundo reporte del Indicador arrojó que Chubut es la provincia que lidera el ranking de atractivo al escalar tres posiciones impulsada por su adhesión a la Ley 27.424 del Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable Integrada a la Red Eléctrica Pública.

Corrientes y la Ciudad de Buenos Aires fueron los que más puestos escalaron en el ranking, hasta alcanzar el noveno y decimoséptimo lugar, respectivamente.

El trabajo destacó que en el subíndice de Energías Renovables de Alta Potencia Buenos Aires continúa liderando el ranking y Chubut subió al segundo lugar desplazando a San Juan al tercero.

En este ítem, la incorporación de Mw en operación al Sistema Argentino de Interconexión se destaca Buenos Aires con 131 Mw sumados al sistema; Santa Cruz 126 Mw; Río Negro 114 Mw; San Juan: 101 Mw; Salta: 80 Mw; La Pampa: 40 Mw; La Rioja: 35 Mw; Catamarca: 18 Mw; y Chubut: 7 Mw.

En el subíndice de Generación Distribuida, Córdoba mantiene el liderazgo y ahora es acompañada por CABA, mientras que por su parte Río Negro escaló al tercer lugar.

A la adhesión a la Ley 27.424 por parte de Chubut, La Rioja, Chaco, CABA, Río Negro y Corrientes, se suma en la ponderación que Córdoba y CABA desarrollaron los mecanismos institucionales para posibilitar la conexión y generación de energía eléctrica por parte de usuarios generadores.

El IPAR pondera favorablemente a provincias que disponen de un número considerable de proyectos adjudicados y en operación, por lo que el trabajo recomienda verificar la capacidad de aprovechamiento disponible sin adjudicar, para determinar las posibilidades de inversiones futuras.

A la fecha el programa RenovAr y el Mater han generado inversiones por un monto superior a los 9.300 millones de dólares, y en ese sentido, los proyectos de energías renovables de alta potencia cuentan con una representatividad que hoy no poseen los de generación distribuida.