Total dice estar lista para lanzar millonario proyecto y pide reglas de juego claras

La petrolera francesa manifestó la necesidad de que se respeten normativas de largo plazo, al anunciar la inminente puesta en marcha en la Argentina del Proyecto Fénix, una explotación gasífera off shore que demandará una inversión inicial de al menos 1 mil millones de dólares frente a las costas de Tierra del Fuego.

Fuentes de la empresa explicaron que para pasar a las etapas siguientes de construcción e instalación de la plataforma, así como para el tendido del gasoducto en tierra y la construcción de la infraestructura necesaria, es preciso contar con condiciones de mercado que ofrezcan previsibilidad.

La intención inicial de este proyecto, que se llevará a cabo unos 60 kilómetros mar adentro frente a la costa fueguina, tenía una previsión de entrada en producción para medidados de 2020, pero las condiciones de inestabilidad macroeconómica fueron postergando el cronograma.

El planteo fue realizado por Dominique Marion, director de Total Austral, durante su visita al país para participar de la XIII Exposición Internacional de Petróleo y Gas que se llevó a cabo en el predio de La Rural.

Marion hizo hincapié en los proyectos que la compañía tiene en el país en la Cuenca Austral, en la formación de Vaca Muerta y en los bloques off shore para los que se adjudicó la exploración.

“Estamos a punto de lanzar el Proyecto Fénix, una posibilidad técnicamente muy interesante para la producción de gas off shore en Tierra del Fuego”, dijo Marion en referencia a la millonaria inversión anunciada en Río Grande a mediados de 2017, durante la inauguración del yacimiento austral Vega Pléyade.

En ese yacimiento Total como operadora conforma el Consorcio CMA-1, junto a Wintershall y Panamerican Energy. Allí inauguró en mayo la expansión de la planta Cañadón Alfa, en la costa al norte de la provincia de Tierra del Fuego, para el tratamiento de más de 22 millones de metros cúbicos diarios de gas.

“Conocemos la tendencia del precio del gas y estamos viendo cómo se puede anclar ese valor porque las fluctuaciones nunca son favorables, pero además de eso esperamos que se respeten las condiciones que fijamos con la provincia”, agregó el directivo de la petrolera francesa, para luego resaltar que la producción en Tierra del Fuego implica un costo de transporte adicional a compensar.

En ese mismo sentido, Marion agregó: “Queremos asegurarnos que se cumplan las condiciones para las inversiones y que las normas para el acceso al mercado doméstico y la exportación se sostengan en el tiempo”, a tono con el principal planteo que durante toda la semana se escuchó de los directivos de la industria de hidrocarburos.

“Una inversión de esa magnitud necesita estabilidad en el tiempo”, enfatizó el titular de Total sobre el proyecto que ya cumplió con diversas etapas como los relevamientos geofísicos off shore para la elaboración del perfil del lecho marino y la definición de la ruta del gasoducto, entre otras cuestiones.

En cuanto a su participación en Vaca Muerta, donde tiene en desarrollo el bloque Aguada Pichana Este y su producción está a punto de saturar la planta de tratamiento, señaló que Total está migrando sus operaciones a la producción de petróleo, debido a que encuentra “más incentivos” para sus bloques Rincón La Ceniza y San Roque.

En la Cuenca Neuquina, explicó en la petrolera, Total buscará “mantener las capacidades en gas y es muy favorable la inversión en petróleo, pero preocupa el concepto de congelamiento (de precios vigente) porque hace más difícil tomar una decisión que implica millones de dólares”.

“Si las condiciones son estables, los emprendimientos de la cuenca Austral y la Cuenca Neuquina son competitivos y viables. En ambos el tema clave es la estabilidad de las reglas de juego. Necesitamos señales o indicios de marco regulatorio y fiscal estable”, insistió la fuente.