Chubut renegociara su deuda pública con garantía de regalías de unos u$s 700 millones

El ministro de Economía de Chubut, Oscar Antonena, anunció que la provincia se vio obligada a “renegociar o reperfilar la deuda (pública) en los próximos dos meses”, en referencia a los montos colocados en dólares y garantizados por regalías petroleras en 2016, cuando gobernaba Mario Das Neves. fallecido en 2017.

“Se trata de unos 700 millones de dólares en total que tenemos que renegociar o reperfilar en los próximos dos meses para paliar la situación financiera que es angustiante”, declaró al canal de televisión estatal en la previa al acto de asunción de los diputados en la legislatura de Chubut.

Antonena negó que se trate de un “default” o cese de pagos sino de “una propuesta para los tenedores de bonos con el objetivo de obtener mejoras en el tiempo, plazos de pago y tasas de interés que nos permita mejorar el perfil de ingresos”.

El principal componente que tiene la deuda pública de Chubut es por los bonos garantizados con regalías hidrocarburíferas y tomados en dólares, por un monto cercano a los 650 millones de dólares que se colocaron el 20 de julio de 2016.

Según se explicó en su momento, el motivo de ese endeudamiento fue para usar la mitad en el pago de deuda anterior, el 16% para los municipios y el 34 % restante para aplicarlo a construir obras de infraestructura.

Con el correr del tiempo la Legislatura chubutense autorizó la liquidación de esos recursos extraordinarios para el pago de gastos corrientes hasta la realidad actual en la que la provincia tiene un déficit de caja de unos 1.000 millones de pesos.

El estado chubutense se vio obligado a diferir el pago de sus obligaciones de funcionamiento al punto de pagar en cinco cuotas (como ocurre este mes) la masa salarial para los agentes públicos provinciales.

“Este jueves 12 estaremos depositando el sueldo a los del segundo rango (que cobran entre 40.001 y 60.000 pesos) y así seguiremos hasta fin de mes, siempre intentando cumplir, pero ahora incorporaremos esta discusión con los bonistas para reperfilar la deuda porque de lo contrario no podemos hacer frente al cúmulo de obligaciones”, señaló Anonena.