Mariano Arcioni reasumió la gobernación de Chubut

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, reasumió para el período 2019-2023 y, tras prestar juramento, se dirigió a los presentes con un discurso de media hora en el que ponderó el cambio de gobierno nacional al asegurar que con Alberto Fernández se recuperará “la esperanza”.

El discurso del mandatario chubutense, que brindó ante los diputados, flanqueado por el vicegobernador y ex intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, destinó un buen tramo al contexto nacional en el que describió que “el país cayó en un barranco profundo donde teníamos más dudas que certezas, el trabajo fue devorado por la especulación”.

No dudó en calificar como “una pésima política nacional la que tuvimos que soportar en los últimos años”, aunque “esa historia a partir de mañana quedará atrás”.

Respecto al segundo mandato que inició hoy aseguró que “asumo la responsabilidad de seguir gobernando nuestra querida provincia, con determinación y con el enorme compromiso de respetar el mandato de los chubutenses que sueñan con un futuro mejor”.

Recordó al ex gobernador Mario Das Neves (a quien sucedió tras su fallecimiento) de quien sostuvo “con él di los primeros pasos y no puedo menos que reconocer a quien fuera tres veces gobernador de la provincia que me dio la oportunidad de formar parte de este proyecto”.

“Comienza un nuevo camino. Nuestro esfuerzo será llevar adelante un gobierno que cumpla con altura, dignidad y conducta porque tenemos el desafío mayúsculo de levantar a Chubut”, indicó.

También pidió “terminar acá con la grieta” y tras “reconocer nuestros errores” se refirió a las “las luchas intestinas que no aportan sino confusión y fracasos, pero nos fuerza a incluir a todos, porque el gobierno es de todos incluso de la oposición constructiva”.