“Nos comprometimos a asegurar la paz social siempre que no haya despidos”

El secretario general del sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, el secretario adjunto, Ricardo Astrada, y el secretario administrativo, Marcelo Rucci, mantuvieron un encuentro con el flamante presidente de YPF, Guillermo Nielsen, en Capital Federal.

Durante la reunión se hizo un repaso de temas protocolos y de interés para el sector y se acordó el inicio de un trabajo conjunto para llevar adelante una ley del Poder Ejecutivo Nacional para “blindar” Vaca Muerta.

“Tenemos que trabajar todos juntos porque según el escenario que planteó Nielsen la actividad se duplicará o triplicará en los próximos años”, dijo Pereyra y agregó: “Próximamente se estará presentando el proyecto de blindaje a la actividad no convencional, así que acordamos trabajar con los sindicatos, las empresas y el gobierno nacional para conseguir el mejor proyecto”.

Del encuentro participaron el secretario general del sindicato de Petroleros Jerárquicos, Manuel Arévalo y los directivos de las cámaras pyme de Neuquén (FECENE), Claudio Urcera y Gonzalo Echegaray.

Pereyra, Astrada, Rucci y Arévalo mantuvieron otra reunión. Durante más de una hora analizaron junto al Ministro de Trabajo, Claudio Moroni, su viceministro y su jefe de Gabinete, la situación de la actividad hidrocarburífera y el proceso de conciliación en el que se encuentran los trabajadores y las empresas.

Según reveló Pereyra, Moroni se comprometió a acompañar el proceso de negociación entre las partes “porque se trata de un diálogo clave para avanzar en la gestión del Gobierno Nacional para atraer inversiones y garantizar la actividad y el ingreso de divisas al país”.

“Nosotros nos comprometimos a asegurar la paz social siempre que no haya despidos”, dijo el titular de Petroleros Privados y agregó: “Al ministro le pareció muy bien la conciliación voluntaria porque eso demuestra madurez de los trabajadores y evidencia su voluntad de trabajar en paz”, añadió.

Por otra parte Pereyra informó que no hay suspensión de paritarias para ningún sector de la economía. “Se va a continuar con las paritarias sectoriales. El gobierno solo intervendrá en aquellas ramas que han quedado desfasadas y por debajo de los ingresos mínimos, y ni siquiera ahí se cancelaran las negociaciones salariales de partes”.

Finalmente, Moroni se interesó por la situación de la vivienda para los trabajadores y la situación de la infraestructura de la provincia en general. “Para este y para el resto de los temas acordamos mantener un canal de diálogo abierto y permanente. La idea es trabajar para favorecer un escenario de trabajo y crecimiento”.