Mendoza construye un polo de servicios petroleros en Malargüe

La Empresa Mendocina de Energía construirá un centro regional de acopio, acondicionamiento y despacho de petróleo.

El gobierno de Mendoza, a través de Empresa Mendocina de Energía (EMESA), construye un polo de servicios petroleros en Malargüe, cuya villa cabecera se encuentra a 420 kilómetros al sur de la capital provincial, que tendrá capacidad para recibir y despachar crudo hacia la refinería de Luján de Cuyo, y así facilitar y simplificar su transporte.

El objetivo de este proyecto es contribuir al desarrollo industrial y fomentar nuevas inversiones energéticas en la provincia, ya que desde este centro regional se recibirá petróleo de diferentes productores de la provincia, para luego ingresarlo al oleoducto de transporte Puesto Hernández, en Rincón de los Sauces, Neuquén.

“Dos tercios del petróleo que llega a la destilería va por oleoducto, por eso es imprescindible contar con un centro de acopio en esa zona”, destacó Pablo Magistocchi, director de EMESA.

El centro almacenará y despachará crudo de emprendimientos en los que participa EMESA y de terceros, lo que incrementará las opciones de venta de los operadores, generará empleo local y simplificará el almacenamiento y el transporte.

Este centro regional tendrá tres tanques para almacenamiento, playa para ingreso de camiones e instalaciones complementarias para el bombeo del crudo, además de los instrumentos e instalaciones necesarias para cumplir con los requerimientos vigentes de fiscalización y control de calidad para el ingreso al oleoducto Puesto Hernández-Luján de Cuyo.

“El proyecto se localiza dentro de una fracción de terreno de la Provincia de Mendoza, y es ideal por encontrarse a pocos metros de la Estación de Bombeo Malargüe propiedad de YPF”, explicó Magistocchi.

Este centro, que se suma al parque industrial, minero y petrolero Pata Mora, es una fuerte apuesta de Mendoza por el crecimiento energético y el desarrollo de Malargüe, un departamento que abarca parte de la formación Vaca Muerta.

Bajo el suelo local, la formación tiene un altísimo potencial de crudo pesado: más de 8 mil millones de metros cúbicos, con capacidad para generar el equivalente a 50 años de la producción anual de la provincia.

En una primera etapa, este polo de servicios tendrá capacidad para almacenar 300 metros cúbicos de crudo (para concluir con 3 mil metros cúbicos) y está previsto que el centro comenzará a funcionar en marzo de este año.