Echaron a un funcionario de Energía

Federico Martelli era jefe de Gabinete de Sergio Lanziani, el titular del área que decidió desplazarlo. En la cartera ya había renunciado otro funcionario.

El gobierno de Alberto Fernández sumó su segunda baja en menos de un mes de gestión en la Secretaría de Energía. Su titular Sergio Lanziani decidió echar a su jefe de Gabinete, Federico Martelli, un integrante del Grupo Callao que responde a Alberto Fernández.

Según informó Clarín, Martelli, aunque ya venía cumpliendo funciones en Energía, su designación no había sido publicada en el Boletín Oficial, producto de las demoras con el expediente electrónico.

Lanziani habría decido echar a Martelli pero los motivos no son claros todavía. El ahora exfuncionario es integrante del Grupo Callao que forjó Alberto Fernández mucho antes de ser ungido por Cristina Kirchner como Presidente, fue candidato a intendente de La Plata y se enfrentó en la interna peronista a Victoria Tolosa Paz, coordinadora del Consejo Federal Argentina contra el Hambre, y actual pareja del exsecretario de Medios durante el kirchnerismo, Enrique “Pepe” Albistur, amigo del Presidente.

Pese a la cercanía de ambos con el Presidente -hasta que asumió como mandatario vivió en un departamento que es propiedad de Albistur-, Tolosa Paz y Martelli nunca pudieron ponerse de acuerdo para armar una lista de unidad y vencer en la interna a la hoy diputada provincial Florencia Saintout. Y, finalmente, en esa división, la ex decana de la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata se impuso en las primarias, pero perdió la intendencia con el macrista Julio Garro.

La salida de Martelli se da un momento de tensión política en torno a la Energía y en la previa al envío de un proyecto de ley de Vaca Muerta al Congreso, un tema que inquieta tanto a los empresarios del sector como a las provincias, y que volvió a agitar las aguas entre Lanziani y el titular de YPF, Guillermo Nielsen.

Esta es la segunda baja en la Secretaría de Energía. La primera fue la de Maximiliano Galli, quien había sido nombrado secretario administrativo de la cartera, pero dos días después de ser oficializado decidió renunciar por “diferencias” y “enfrentamientos personales