Vaca Muerta: Maroni y petroleros vuelven a reunirse para desactivar los telegramas

La cumbre se llevará a cabo a las 17 en la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación. Si no se desactivan los telegramas enviados en noviembre, los trabajadores petroleros realizarán una gran asamblea en Neuquén.

El sector empresarial dará una respuesta al pedido de los gremios petroleros de desactivar los despidos y suspensiones ante el nuevo escenario para Vaca Muerta. La cumbre se llevará a cabo hoy, a las 17, en la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación. Si no se desactivan los despidos y suspensiones, los trabajadores petroleros realizarán el jueves 23 una gran asamblea en la ciudad de Neuquén.

En tanto, las asambleas informativas del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa continuaron ayer Centenario para luego partir a Allen, con la finalidad de cubrir toda la Cuenca Neuquina.

En diálogo con La Mañana de Neuquén, Marcelo Rucci, secretario administrativo del gremio de petroleros convencionales, sostuvo que “la gente tiene incertidumbre y miedo porque no saben qué es lo que va a pasar. Al mismo tiempo, en el campo tenemos a la gente dispuesta a dar lucha”.

“Las empresas metieron mano en la bolsa y echaron gente sin contemplación. Y la reacción de la gente es salir a defender los puestos de trabajo”, añadió.

Rucci cuestionó “la voracidad de las empresas que toman de rehenes a los trabajadores” para conseguir sus objetivos. En ese sentido, mencionó los casos de Petrogas y otras pymes que están siendo desplazadas en licitaciones desventajosas donde ganan compañías contratistas con más espalda financiera como AESA y Pecom. Para el exintendente de Rincón de los Sauces, las empresas quieren imponer condiciones ante el nuevo gobierno. Los despidos sería su instrumento de presión.

“Nosotros esperamos que se destrabe el conflicto, pero hasta el momento no tenemos nada. Mañana (por la audiencia del miércoles) es un día clave”, sostuvo sindicalista petrolero.

“La asamblea en Neuquén sigue en pie. Si el día 27 esto no se arregla, el 28 nosotros iniciaremos medidas de fuerza con afectación de la producción”, describió Rucci.

“Los despidos siguen estando, con la ‘conciliación’ se paralizan momentáneamente. Y han hecho desastres, no les importó nada los trabajadores. Han echado gente que tenían a sus hijos internados, exponiéndolos a una situación gravísima. Todo para imponer sus condiciones”, consideró el dirigente gremial.