CGC inauguró el primer sistema de almacenamiento subterráneo de gas en la Cuenca Austral

El proyecto de la empresa de Corporación América contempla una inversión de 50 millones de dólares. La nueva modalidad permite almacenar volúmenes superiores a los de almacenamientos en superficie.

CGC, la petrolera de la Corporación América, inauguró ayer el primer sistema de almacenamiento subterráneo de gas con destino comercial en la Cuenca Austral. Esta forma de almacenamiento permite “guardar” los excedentes de verano para su posterior consumo en invierno y también asegura un incremento en la producción, según detallaron desde la empresa.

El proyecto contempla una inversión de 50 millones de dólares por cuenta de CGC. “El corazón de CGC está en la Cuenca Austral, donde hay muchísimo por desarrollar. Estamos convencidos de que invirtiendo en iniciativas creativas como éstas seguimos contribuyendo a potenciar el sector energético, la cuenca y la provincia de Santa Cruz”, dijo Hugo Eurnekian, presidente de la compañía.

Participaron de la inauguración del sistema Alicia Kirchner, gobernadora de Santa Cruz, y Juan José Carbajales, subsecretario de Hidrocarburos de la Nación.

El almacenamiento subterráneo de gas natural (ASGN) es utilizado en varios países como una herramienta para gestionar la estacionalidad de la demanda. Permite almacenar volúmenes muy superiores a los de almacenamientos en superficie.

“A pesar de la abundancia de los recursos, las tecnologías disponibles para extraerlos y la infraestructura existente, junto con los picos de consumo del segmento residencial en el invierno, y del sector termoeléctrico en el verano, impiden obtener niveles constantes de consumo y producción”, explicaron desde la empresa petrolera.

“Como resultado de esta característica de la demanda, el gas natural sobra durante ocho meses y falta durante cuatro meses. De allí que la estacionalidad de la demanda de gas natural sea la principal restricción para incrementar, e incluso mantener, los actuales niveles de producción nacional”, agregaron.

A los niveles actuales, la producción se restringe durante la mayor parte de los períodos estivales y es insuficiente durante la mayor parte del invierno. Como consecuencia, debe importarse Gas Natural Licuado y utilizarse combustibles líquidos, con precios que pueden duplican y hasta quintuplicar los del gas natural producido en el país.

Por ese motivo, desde la compañía señalaron que el sistema también genera beneficios para las cuentas públicas: al permitir un incremento en la producción, maximiza el cobro de regalías por parte de las provincias; y al sustituir la importación de LNG y combustibles líquidos, genera ahorros económicos y en divisas para la Estado.

Desde el aspecto técnico, unos estudios realizados recientemente por CGC confirmaron la aptitud de reservorios cercanos a la ciudad de Río Gallegos y del nodo zonal de gasoductos que abastecen a la provincia de Santa Cruz. Esto permitió el desarrollo del Piloto de Almacenamiento Sur Río Chico, que comenzó a inyectar gas en la mañana de este miércoles.

La iniciativa de CGC puede multiplicarse en otros puntos de la provincia y del país, “sin requerir para ello condiciones especiales o erogaciones adicionales por parte de los estados provinciales ni del Estado Nacional”, destacaron desde la empresa en un comunicado.