Pronostican para este 2020 una caída récord de la demanda del petróleo

La demanda mundial de petróleo registrará este año una caída de 90.000 barriles diarios, en lo que supondría el primer retroceso del consumo global de crudo desde 2009, por el impacto de la epidemia de coronavirus.

Las previsiones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), publicadas en su boletín mensual, calculan que la propagación del virus puede provocar esa caída en la demanda, frente a su anterior pronóstico de un crecimiento de 825.000 barriles diarios.

El informe, glosado este lunes a la mañana por la agencia DPA, sostiene que la caída se da como consecuencia de “la mayor caída en China, que representó más el 80% del incremento global en 2019, y por los problemas en los viajes y el comercio”.

La agencia estableció un escenario “pesimista” en el que asume que los países afectados se recuperarán lentamente y en el que la epidemia se expande a Europa y Asia, con una caída de la demanda de petróleo de 730.000 barriles diarios, hasta 99,26 millones de barriles diarios (mbd), para este año.

Al contrario, en el escenario más optimista, en el que no se produce un impacto grave en Europa y Norteamérica de la crisis, la AIE vaticinó que la demanda global de crudo aumentaría en 480.000 barriles al día, hasta 100,48 mbd en 2020.

Según las nuevas estimaciones, en el escenario base Europa vería caer su demanda de crudo en 200.000 barriles diarios, mientras que en América bajaría en 90.000 barriles y en el total de la OCDE en unos 240.000 barriles diarios.

En el peor escenario previsto, la demanda de crudo en Europa disminuiría en 250.000 barriles cada día y en 340.000 en América, mientras que en la OCDE el descenso sería de 730.000 barriles diarios.

En sus cálculos más optimistas, la demanda europea bajaría en 80.000 barriles, pero aumentaría en 140.000 en América y en 30.000 barriles en la OCDE.

“La perspectiva inmediata para el mercado del petróleo dependerá de la rapidez con la que los gobiernos avancen en la contención del brote de coronavirus y de qué impacto tiene la crisis en salud de la actividad económica global”, señaló la agencia.