IEASA compró Gas Natural Licuado al precio más bajo de su historia

La estatal Integración Energética Argentina (IEASA) adjudicó la compra de 11 buques de Gas Natural Licuado (GNL) al precio más bajo del ciclo histórico de las compras encaradas por el Estado nacional desde 2008, para atender la demanda doméstica en los meses de invierno.

La empresa que conduce desde los primeros días de marzo Andrés Cirnigliario informó que se trata de la primera licitación que realiza en lo que va del año, la cual se concretó a un precio promedio de 3 dólares por millón de BTU (unidad térmica de medida), precio nunca antes logrado en el país.

Los valores actuales, representan menos de la mitad de lo obtenido en los picos de 2019, ya que IEASA concretó 26 compras de cargamentos de GNL para todo el invierno con valores que fueron descendiendo desde los 6,7 dólares por mbtu en las primeras licitaciones de abril, hasta el piso del año de 4,25 dólares a comienzos de septiembre.

Tras la licitación, IEASA encarará ahora el proceso de adjudicación final pero ya con la referencia de precios tope en torno a los 3,40 dólares como los recibidos en la jornada, en medio de una volatilidad de los mercados internacionales y de sobreoferta de commodities que impulsan los precios a la baja.

Considerando que la licitación estaba prevista para ser llevada a cabo los primeros días del mes de marzo, “las nuevas autoridades decidieron postergar la misma en razón de la desaceleración de la economía China y la baja internacional del precio del petróleo”, explicó la ex Enarsa.

Como resultado de esta licitación para la adquisición de 11 buques de GNL para 2020 “se logró adjudicar al precio más bajo de la historia de IEASA”, aseguró la empresa al revelar que las ofertas obtenidas rondaron “en valor promedio los 3 dólares por Millón de BTU”.

Estos primeros cargamentos serán destinados a abastecer la demanda interna durante el inicio de los meses invernales -se esperan que lleguen para mayo-, y se descarta que se deberán sumar nuevas licitaciones para cubrir los picos de demanda hasta septiembre.

“La desaceleración de la economía china obligó al gigante asiático a rechazar cargamentos de GNL lo que produjo en el mercado una sobreoferta del mismo”, agregó la compañía con lo que en IEASA se aseguraba que “la postergación de la licitación por 10 días condujo a obtener el precio más bajo” histórico.

La Argentina importa desde 2008 gas natural licuado a través de los puertos regasificadores de Escobar y Bahía Blanca, ante la caída de oferta local de gas natural, lo que obligó al Estado a concretar compras por montos superiores a los 15 dólares por mbtu en 2013.

Con la baja de la terminal de Bahía Blanca que se concretó a fines de 2018 todos los ingresos de GNL al sistema se concentrarán en la terminal de Escobar.