Provincias petroleras exigen un “barril criollo” a 54 dólares

El sector le envió una carta a la Secretaría de Energía de la Nación solicitando el precio diferenciado a la producción local. El barril de petróleo cerró ayer a 28,28 dólares.

Las provincias de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) le enviaron una carta al secretario de Energía, Sergio Lanziani, en la que le piden la vuelta del “barril criollo” con precio sostén de 54 dólares.

Los estados provinciales aducen que el sector está viviendo “una alta volatilidad e incertidumbre” que se vive en el mundo y que son “absolutamente ajenas a las realidades económicas, sociales y productivas de la Argentina de manera de evitar perjuicios” que, aseguran, podría provocar que la recuperación se “difícil” y que colocaría en “serio riesgo, la paz social, el empleo y la seguridad energética del país”.

En esta carta Chubut, Formosa, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Cruz y Tierra del Fuego acordaron pedirle al Estado nacional un precio sostén para la producción de 54 dólares, lo que significaría la vuelta de lo que se denominó el “barril criollo” y en donde la operatoria era que el Estado nacional pagaba al productor la diferencia entre el precio del mercado y el precio sostén.

En este caso y si el Estado nacional le diera luz verde al subsidio a la producción petrolera, significaría que deberá cubrir la diferencia con el mercado internacional en medio de una fuerte caída de los valores de mercado por la pandemia de coronavirus que hizo que China consumiera 15% menos y abriera la puerta a una pelea entre dos grandes productores como Rusia y Arabia Saudita que hizo que se rompiera el equilibrio de la OPEP, habría que pagar 28 dólares por barril por arriba del precio de mercado.

En este contexto las provincias, que discutieron posturas diferentes como por ejemplo Chubut que quería un valor de 47 dólares sin retenciones y Santa Cruz que pedía un precio mayor con el fin de evitar la caída de regalías petroleras,

“Las provincias que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos firmaron el 17 de marzo un documento que presentaron ante las autoridades del gobierno nacional, en donde detallaron que la pérdida de recursos para el conjunto de las provincias, como consecuencia de los actuales valores internacionales de crudo, asciende a unos 3.800.000.000 de pesos mensuales”, explica la nota que le enviaron al secretario de Energía.

La propuesta final de las provincias petroleras, que cuenta con el apoyo de las empresas que operan en el país, incluye no sólo un precio sostén de 54 dólares sino también piden bajar las retenciones en donde se establezca “un esquema variable en función del precio internacional en donde la cuota tienda a 0% para el caso de las provincias exportadoras de petróleo”. En esta línea pide “liberar las exportaciones para el excedente por sobre las necesidades del mercado interno”.

Como una medida de esta impactaría en el precio de los combustibles, la carta señala que también pide “mantener los precios de los combustibles en surtidor vigentes a partir del 1 de marzo del 2020”, y “trabajar en un marco jurídico que permita dotar de previsibilidad a las inversiones del sector”.