Petroleros neuquinos exigieron la incorporación de los trabajadores contratados

El Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa adelantó que en los próximos días analizará a fondo con los representantes de las cámaras de empresas de servicios y operadoras hidrocarburíferas “la situación de la industria”.

El secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, exigió “la incorporación de los eventuales o a plazo fijo, porque la no renovación de los contratos los dejó afuera del sistema económico formal”.

“La situación es muy compleja. La caída del vínculo laboral les hizo perder todos los beneficios sociales y médicos. La obligación gremial, en este difícil momento, es hallar herramientas para que tengan empleo y servicios”, dijo Pereyra, quien enfatizó que “la actividad sufrió un impacto muy negativo como consecuencia de la pandemia y la caída de precios del crudo, en el contexto de una disputa entre Rusia y la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP)”.

Sin embargo, confió en que “el diálogo entre trabajadores, empresas, gobiernos provinciales y Nación logrará alcanzar un acuerdo y mantener la actividad”.

“Ello se impone para que cuando pase la emergencia el sector pueda estar listo y ponerse de inmediato en marcha, sin dilaciones”, puntualizó Pereyra en declaraciones a la prensa.

El sindicalista explicó que el gremio procura que esos trabajadores contratados sean incorporados a las empresas durante el período comprendido entre 1 de enero y el 31 de diciembre próximo a fin de asegurar “las prestaciones sociales y sanitarias al grupo familiar, en un momento tan complicado como el que atraviesan la Argentina y el mundo”.