Petroleras recortan en un 20% su gasto para 2020 por desplome de precios

Las mayores compañías mundiales de petróleo y gas están reduciendo su gasto este año, tras el colapso de las cotizaciones del crudo por el desplome de la demanda ante la crisis del coronavirus y una guerra de precios entre los grandes exportadores Arabia Saudita y Rusia.

Los recortes ya anunciados por ocho grandes petroleras -incluidas Saudi Aramco y Royal Dutch Shell- ascienden a una cifra combinada de 28.000 millones de dólares, o un descenso del 20% frente a sus planes originales de gasto de 142.000 millones de dólares.

BP dijo el miércoles que redujo su plan de gasto para 2020 en un 25% y recortará su bombeo en su negocio de esquisto y gas en Estados Unidos.

Exxon Mobil Corp afirmó que disminuirá su gasto de capital, aunque no ha ofrecido cifras específicas aún.

La brasileña Petrobras señaló que reducirá su producción en el corto plazo, aplazando un pago de dividendos y recortando su plan de inversión para 2020, entre otras medidas destinadas a rebajar costos por la pandemia.

Los precios del crudo se han desplomado un 65% desde enero, en torno a 25 dólares el barril.

Los inversores dicen que si se prolonga la actual crisis, los recortes en el gasto anunciados por las grandes petroleras podrían no ser suficiente para permitirles mantener sus dividendos sin sumarse a sus ya elevados niveles de deuda.

La deuda combinada de Chevron, Total, BP, Exxon Mobil y Royal Dutch Shell era de 231.000 millones de dólares a fines de 2019, cerca de los 235.000 millones de dólares alcanzados en 2016, cuando los precios del barril se desplomaron también por debajo de los 30 dólares.