YPF recortará su producción en 25 mil barriles diarios

El área emblemática de Vaca Muerta sufre las consecuencias de la baja demanda de petróleo.

YPF bajará un 50% su producción de Loma Campana, un área emblemática de Vaca Muerta. Se trata de unos 25 mil barriles diarios menos para el consumo del país. El mercado doméstico de los combustibles en plena contracción y las dificultades para colocar el crudo excedente en el exterior, son los dos motivos sustanciales para que la principal productora del país tenga que frenar en el yacimiento de donde obtiene unos 50 mil barriles diarios de shale oil.

Según informó La Mañana de Neuquén, la llegada de la pandemia del coronavirus implicó que la empresa pusiera en práctica un modo de producción que se adecuara a ese contexto.

El panorama lo había trazado claramente el CEO Daniel González, quien durante la primera semana de la cuarentena en el país informó que el consumo de naftas había bajado un 70% y el de gasoil un 50%. La empresa, a partir de las disposiciones nacionales para evitar contagios de sus operarios, mantiene dotaciones mínimas en todo el país, al igual que el resto del sector petrolero y el grueso de las industrias.

Desde entonces YPF comenzó a llevar su crudo excedente a la zona de puertos, en los puntos de almacenamiento. La vía natural para esa producción está dada por los mercados en otros puntos del mundo. Pero el dificilísimo contexto mundial impone una severa restricción para esas ventas: en buena medida, todos los países productores sobrellevan una baja de la demanda y buscan lo mismo que la empresa argentina, es decir, a quién venderle el crudo que les sobra.

Ya hay unos 10 millones de barriles que las operadoras argentinas ofertan al mercado, de acuerdo al registro que lleva la secretaría de Energía de la Nación. Es el petróleo que ya saben que le sobrará al menos hasta julio.

Loma Campana tiene una importancia central en la producción neuquina. Del área ubicada frente a la ciudad de Añelo, salen casi un tercio de la producción provincial, que de acuerdo a los últimos datos oficiales alcanzó los 166.000 barriles diarios en febrero. El 72% de ese volumen de crudo es shale oil. Es, también, una de las áreas que concentra algunos de los pozos de mejor rendimiento del país.

Las definiciones que por estas horas está tomando la empresa controlada por el Estado nacional también tendrán un impacto en el nivel de ingresos que recibe Neuquén.

Las regalías petroleras, un tema que está en plena discusión en este contexto en el que las provincias productoras esperan un precio sostén del crudo para el mercado interno, recibirán el impacto con la menor producción que ya se prevé. Sin almacenamiento y sin mercado, a las petroleras les queda la opción de frenar sus pozos y esperar que la demanda en algún momento requiera que aceleren nuevamente.