Vista, Shell y ExxonMobil también cierran sus pozos en Vaca Muerta

Las compañías frenan su producción por la caída de la demanda interna de petróleo.

Vista, Shell y ExxonMobil decidieron recortar su producción en Vaca Muerta. La compañía de Miguel Galuccio cerró ocho pozos que había conectado en su área Bajada del Palo donde apuntaba a los 50 mil barriles de producción diaria, que de buenas a primera recibió el cimbronazo de las condiciones mundiales al que se suma el lastre de la situación previa en Argentina.

Mientras que Shell hará lo mismo por un cuello de botella en la evacuación del oleoducto de Oldelval (Oleoductos del Valle). No informó acerca del tenor de ese recorte. La empresa opera en el segmento no convencional Las áreas Coirón Amargo Sur Oeste, Cruz de Lorena y Sierras Blancas. Es una de las compañías que busca poner parte de su producción en el exterior, pero hasta el momento no logró hacerlo.

Según La Mañana de Neuquén, el principal oleoducto de la Cuenca Neuquina estaba funcionando al límite canalizando buena parte de la producción hacia la zona de almacenamiento en Puerto Rosales (Bahía Blanca).

En tanto, Pan American Energy tuvo que definir algunas reducciones leves en su producción de gas. Las fuentes consultadas lo atribuyeron a la baja del consumo interno. Pero la situación no implicó el cierre de pozos. Tampoco la empresa recortó su producción de petróleo en Neuquén.

Asimismo, ExxonMobil cerró pozos de su operación en Vaca Muerta. La operadora utilizará este momento para mantenimiento técnico de estos pozos que no inyectarán crudo hacia las refinerías.

Pluspetrol, por el momento, no debió frenar su producción de crudo en este contexto que impone severos interrogantes sobre la demanda de los próximos meses. Por ahora, su área La Calera, que muestra una nueva variante con la producción de líquidos, además del shale gas, continuará produciendo en torno a los 6000 barriles diarios de crudo y unos 3.000.000 de metros cúbicos diarios de gas.

Ante una consulta, Tecpetrol, el brazo petrolero del Grupo Techint no hizo comentarios acerca de la situación de su nivel de producción en Neuquén.

Es el panorama que muestran a esta hora algunas de las principales operadoras del mercado argentino.

El contexto en parte explica la zona de tensiones en la que quedaron miles de empleos del sector, una situación que se está canalizando a través de negociaciones en todas las cuencas productoras del país, entre los gremios del sector y las petroleras.

Al mismo tiempo, otra negociación tiene lugar por estas horas: la posibilidad de un precio sostén para el petróleo argentino, algo que antenuaría para las provincias petroleras solo una parte de la crisis que se hace más evidente por la parálisis económica que trajo consigo la expansión global del coronavirus.