Los tanques de Termap en Chubut a punto de llegar a su máxima capacidad

El ministro de Hidrocarburos de Chubut, Martín Cerdá, advirtió que si no llegan nuevos barcos para llevarse el crudo chubutense, se podría paralizar la producción.

La Cuenca del Golfo San Jorge atraviesa diferentes dificultades debido a las medidas adoptadas para frenar el avance del coronavirus. En la región hay entre 6.200 y 6.300 pozos en producción y sería contraproducente detener alguno porque después resulta muy complicado volver a activarlos.

“La pandemia ha hecho que prácticamente se pare nuestro mundo y haya un excedente por demás, a tal punto que el precio de referencia de WTI haya estado en negativo por primera vez en la historia. O sea que los productores están pagando para que alguien se lo pueda llevar. Ya no hay más capacidad de almacenaje”, describió Cerdá en diálogo con Radio 3 Cadena Patagonia.

En este marco, advirtió que “por cuestiones técnicas y operativas no sería conveniente cerrar un pozo porque hay situaciones geológicas que harían muy difícil después recuperarlo”.

El ministro explicó que producto de la crisis en medio de una pandemia, “no sólo está sobrando petróleo, incluso está sobrando combustible, hoy algunas refinadoras de nuestro país han tenido que parar sus plantas, y lo mismo ocurre con los derivados del petróleo que no tienen demanda”, sostuvo.

Al brindar un panorama del abastecimiento de la cuenca, Cerda remarcó: “nosotros en la actualidad tenemos unos 6.200, 6.300 pozos activos. No hemos tenido que parar la producción, la hemos mermado, pero venimos produciendo unos 23 mil metros cúbicos por día”, describió.

Sin embargo, alertó que “la situación está pendiendo de un hilo porque no nos falta mucho para alcanzar nuestra capacidad máxima de almacenaje en la terminal marítima de Caleta Córdova (la conocida planta de Termap), donde se carga el petróleo para el mercado interno o para exportar”.

“Para que tengan idea el jueves pasado nos quedaba un día y medio de producción, entraron dos barcos a cargar el fin de semana, creo que hoy hay otro, y eso ha hecho que nuestra planta respire un poco, pero es día a día lo que atravesamos”, puntualizó el ministro.

Para la provincia el abastecimiento es motivo de permanente preocupación. “Estamos en permanente diálogo con las operadoras y Termap, algo se está exportando, pero no son grandes volúmenes”.