El WTI no detiene su caída mientras que el Brent encuentra un respiro

El precio del crudo WTI cayó un 3% debido a que se empezaron a agotar los lugares de almacenamiento, al tiempo que el tipo Brent subió 2,3%, tras los anuncios de varios gobiernos europeos para volver a la normalidad.

Los mercados se apoyaron en la esperanza de una recuperación a nivel global pueda empujar la demanda. Al menos 16 estados de Estados Unidos anunciaron que estaban listos para reiniciar los negocios y la actividad económica.

El crudo WTI bajó 3,4%, a 12,30 dólares por barril, al tiempo que el tipo Brent aumentó 2,3% a 20,50 dólares, según datos suministrados por la agencia Bloomberg.

Uno de los elementos que influyó en la caída del petróleo WTI fue la noticia sobre los stocks acumulados en los EE.UU. En la semana anterior, los inventarios de crudo aumentaron en 15 millones de barriles a 518,6 millones de barriles, colocándolos levemente por debajo del tope histórico de 535 millones de barriles establecido en 2017, según informó el gobierno de EE. UU.

A nivel mundial, el almacenamiento en tierra se estimaba en un 85% lleno a partir de la semana pasada.

Los expertos esperan que la demanda de crudo baje en el segundo trimestre unos 15 millones de barriles diarios, un 50% más que los recortes acordados por los países productores para mayo y junio.

Sin embargo, los empresarios de servicios petroleros estimaron que se requerirían nuevos recortes en la producción aun cuando no entró en vigencia el acuerdo.

Según proyectaron analistas del sector, los precios podrían volver por encima de los 25 dólares, siempre y cuando la actividad económica mundial vuelva a recuperarse.