Las pymes petroleras recibirán asistencia de Nación

Así fue confirmado por el intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, tras una reunión con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas. La cumbre sirvió para avanzar en la definición de temas centrales para la producción de la región y el sostenimiento de puestos laborales.

“Nos confirmó que las pymes petroleras ingresarán en el decreto 332/2020, tal cual lo habíamos solicitado al presidente de la Nación en la teleconferencia que tuvimos”, aseguró el intendente de Comodoro Rivadavia Juan Pablo Luque luego de una reunión mantenida con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni; y el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Martín Cerdá.

Hay que recordar que el decreto 332 es el que definió el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), que estableció beneficios para empresa como eran la postergación o reducción de hasta el noventa y cinco por ciento (95%) del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino”.

También establece el pago del “Salario Complementario: asignación abonada por el Estado Nacional para los trabajadores y las trabajadoras en relación de dependencia del sector privado”.

Todas estas iniciativas, con las que el Estado, busca sostener la actividad económica por los efectos del coronavirus no llegaban, hasta ahora, a las pymes petroleras.

PREOCUPACION POR CAMMESA

El gobernador de Chubut, en tanto, advirtió que planteó a Kulfas alternativas para el sostenimiento del empleo privado en la región a través de un esquema de compensación del pago de zona desfavorable, cuestiones vinculadas a la actividad petrolera y el precio del barril y la situación de las cooperativas eléctricas por la abultada deuda que mantienen con CAMMESA.

El esquema de sostenimiento del empleo privado que propuso Arcioni a Kulfas incluye un programa de compensación por el pago del ítem Zona Desfavorable que los empleadores abonan a sus trabajadores.

La propuesta incluye que se siga abonando dicho ítem como hasta ahora, de manera tal que los trabajadores lo sigan percibiendo y a los empleadores se les genere un crédito de libre disponibilidad en la AFIP, mediante el cual podrían cumplir sus obligaciones fiscales ante el organismo recaudador.

De concretarse el programa propuesto el beneficio alcanzaría unos 500 millones de pesos que se volcarían en la economía y el sector productivo chubutense.